No hay dinero para las personas, para los servicios sociales, para la innovación, para el futuro de la juventud. El Tren de Alta Velocidad se lo traga todo, y terminará hundiéndonos como en los derrumbes de Hernialde, y su cortejo de muertes laborales, explotación, sobrecostes, especulación,…

 Valoración de LAB al Proyecto de Presupuestos de la CAV para 2015