Hoy 23 de abril, hemos tenido conocimiento de dos muertes en el trabajo. A la mañana, un transportista navarro de 45 años ha muerto en la carretera N-240 en Escó (Zaragoza) ,al volcar el camión hormigonera que conducía. Por la tarde, hemos sabido que un trabajador de la residencia de mayores Cáser de Gasteiz ha fallecido a consecuencia del coronavirus. 

En primer lugar, el sindicato LAB quiere mostrarles sus condolencias, solidaridad y total apoyo a todos sus familiares, entorno y compañeros y compañeras de trabajo.

Con estas dos nuevas muertes, son al menos 29 los y las trabajadoras que han fallecido en Euskal Herria desde el comienzo de año y otros dos trabajadores, Alberto y Joaquín, siguen desaparecidos en el vertedero de Zaldibar desde el 6 de febrero.

En esta situación de alarma, garantizar la seguridad y salud de los y las trabajadoras en los centros de trabajo debería ser prioritario, pero desgraciadamente, la realidad nos demuestra que la seguridad y salud de los y las trabajadoras no está garantizada. Los y las trabajadoras siguen arriesgando su vida en el trabajo y en ocasiones, mueren.

Exigimos al Gobierno Vasco, que de una vez, actúe con responsabilidad y ponga en marcha los medios técnicos y humanos necesarios para garantizar la seguridad y la vida de los y las trabajadoras en los centros de trabajo, y que asimismo y de forma prioritaria, articule un plan efectivo para paliar las penosas situaciones que se viven en las residencias de mayores. Hemos denunciado de forma reiterada la falta de protección y de seguridad que sufren los y las trabajadoras y pedimos al Gobierno Vasco que hacer frente a ésta sea una prioridad.

Ahora más que nunca, es el momento de poner la salud por encima de los intereses económicos. No vamos a permitir que la gestión y consecuencias de esta crisis recaigan sobre las espaldas de los y las trabajadoras.

La mayoría sindical se movilizará mañana, 24 de abril, en todas las residencias de mayores de Gasteiz y realizará concentraciones de 5 minutos.