LAB quiere hacer una denuncia pública de las múltiples irregularidades que hemos detectado en el sector de químicas de Lea Artibai. Para ello, hoy nos hemos concentrado ante la empresa Azken Ikutu de Berriatua. El convenio colectivo vigente se está incumpliendo de forma grotesca, con unas diferencias superiores a 600 euros al mes en los salarios de los trabajadores y trabajadoras.

Se está robado a las trabajadoras y trabajadores de manera descarada.

Se despide a las y los trabajadores en vísperas de festivos, puentes etc. para volver a darlos de alta al día siguiente, con un nivel de precarización similar a una ETT.

Y no contentos con todo esto, ahora la empresa dice que regularizará sus salarios, pero en enero del año que viene. La desvergüenza de estos esclavistas no conoce limites. Seguir robándoles sus salarios y derechos a la clase obrera es su forma de trabajo natural.

Los hombres y mujeres que conformamos el sindicato LAB sabemos que Azken Ikutu no es la única empresa que a día de hoy no cumple el convenio. También hemos denunciado a Ibai Aurrez, y queremos dejar bien claro que no estamos dispuestos y dispuestas a permitir estas situaciones de semi-esclavitud en nuestra comarca. Vamos a utilizar todos los recursos y energías de las que dispone el sindicato LAB para acabar con estas prácticas. Que estos y otros empresarios lo tengan muy presente.

Por todo esto, hemos cursado las denuncias correspondientes en el juzgado, y hemos trasladado la situación de esta y otras subcontratas a la empresa que les da trabajo: Cikautxo S. Coop.
Aun así, si la situación no se reconduce, estamos dispuestos y diespuestas a ir mas allá, y no descartamos ninguna medida de denuncia, tanto pública como ante las autoridades laborales correspondientes, o cualquier acción sindical que creamos oportuna.

Aunque hemos conseguido dar pasos adelante para acabar con estas situaciones, aún queda mucho camino por hacer. En este sentido, cabe recordar la victoria conseguida por las trabajadoras de la empresa ROAL en verano del año pasado, ejemplo de lo que la lucha y organización obrera puede dar de beneficio a la clase trabajadora.

También queremos hacer un llamamiento público a Cikautxo S. Coop. para que no fomente esta clase de empresas y focalice la producción a empresas de Lea Artibai que sí cumplen el convenio. Para así entre todos, conseguir un sector de químicas competitivo y con derechos para las y los trabajadores de las subcontratas, haciendo posible unas subcontratas más grandes, fuertes y especializadas. Para nosotros y nosotras ése es el camino a seguir.

Además, queremos volver a hacer un llamamiento a todas y todas las trabajadores del sector de químicas de Lea Artibai, para que acudan a reclamar y hacer cumplir sus derechos laborales. Tendrán al sindicato LAB a su disposición para conseguir lo que de justicia les corresponde.

No es momento de callarse, es momento de luchar. La lucha es el único camino.