Desde LAB, exigimos más que nunca la constitución de un Marco Vasco de Relaciones Laborales y Protección Social que dé salida a éste tipo de imposiciones, con capacidad plenas en materia de negociación colectiva que nos permita ordenar un sector hoy totalmente desregulado.

El sindicato LAB no apoya la firma del Convenio de la construcción de Álava por parte de la patronal alavesa de la construcción SEA- UNECA y los sindicatos UGT y CCOO, por las siguientes razones:

• Es un convenio que no protege a los y las trabajadores del sector de la reforma laboral, posibilitando el descuelgue e inaplicación de las condiciones pactadas de manera unilateral por parte de las empresas, por medio de un arbitraje de obligado cumplimiento en caso de no acuerdo, en base al art. 41 del Estatuto de los Trabajadores y lo recogido en el Convenio en el artículo 53.

• Se reserva esta materia tan sensible para el ámbito estatal, vaciando de esta manera de contenido el propio convenio provincial, no permitiendo que éste tenga sustantividad propia, dejando en una mera declaración de intenciones el Acuerdo Interprofesional de estructura de la negociación colectiva en la CAPV, firmado por los cuatro sindicatos, incluidos UGT y CCOO, con CONFEBASK, de la que es parte también el SEA.

• Mantiene una ultractividad únicamente de 24 meses, una vez que acabe la vigencia del Convenio, pudiendo dejarse de aplicar el Convenio una vez que pasen los 24 meses si éste no es renovado, y siendo de aplicación el Convenio general del sector de la construcción de ámbito estatal.

• No recoge reducción de jornada, siendo ésta la más alta de la CAPV, aún estando los convenios de Bizkaia y Gipuzkoa prorrogados desde el 2016 y 2009 respectivamente). En Bizkaia está en 1.712 horas, en Gipuzkoa 1.690 horas y en Araba en 1.726 horas. Así no se permite generar empleo.

Por todo ello, desde LAB vemos que este convenio tiene contenidos insuficientes, no nos protege de la reforma laboral, y deja sin contenido el acuerdo interprofesional firmado en la CAPV entre los cuatro sindicatos y la patronal vasca para dar prioridad aplicativa a nuestro ámbito de negociación.

CCOO y UGT, así como las asociaciones empresariales ligadas a CONFEBASK como SEA-UNECA se tienen que posicionar y aclarar si van a acatar la centralización de la negociación colectiva, vaciando de contenidos nuestros convenios o van a defender los convenios de nuestro ámbito con contenidos suficientes que nos protejan de la reforma laboral.