El sindicato LAB quiere denunciar el engaño en los presupuestos de los últimos años en el Consorcio Haurreskolak. Después de analizar las últimas auditorías públicas y el borrador de presupuestos para el próximo año hemos detectado un concepto irregular que queremos dar a conocer y denunciar.

En los presupuestos del año 2012, se creó una partida específica, vacía de contenido y que no respondía a ningún concepto en particular, esta partida ficticia se ha mantenido en los siguientes presupuestos y concretamente en el presupuesto para el consorcio del 2014, dicha partida alcanzaba la cantidad de 3,8 millones de euros, lo cual, supone el 8,4% del dinero total que el Gobierno Vasco invierte en el consorcio. Dicha partida es un claro fraude, es un dinero que nunca se ha podido gastar, fue creada con ese fin, que en ningún caso pudiese gastarse. 

¿A qué responde este invento?, ¿porqué crean una partida con una cantidad de dinero importante, si no se puede utilizar?, ¿qué quieren aparentar? 

1. Para poder sacar adelante los presupuestos han utilizado una maniobra política, inflando los números, con el compromiso de que ese dinero no se gastase. Está claro que la responsabilidad es de los partidos políticos que aprueban los presupuestos.

2. Nos parece un invento de cara a la sociedad y frente a nuestro colectivo para dar la falsa impresión de que se aumenta la financiación del Consorcio, a sabiendas de que en la práctica ese dinero no va a poder ser utilizado. 

El sindicato LAB, quiere denunciar la falta de responsabilidad de los actuales responsables políticos. En lugar de responder a las necesidades reales que tiene el Consorcio Haurreskolak y ante la posibilidad de plantear medidas necesarias para dar pasos en la creación de un modelo educativo de calidad en el ciclo 0-3, su respuesta es el fraude. Así demuestran cuáles son sus intereses en materia de educación. 

Para este próximo año, han retirado esta partida del borrador del presupuesto, lo que deja al descubierto un importante recorte económico, hemos pasado de los 45 millones de € a poco más de 41,5 millones. ¿Cómo van a justificar este recorte? 

Con la creación de esta partida ficticia, nos queda claro, por un lado, la utilización fraudulenta que se hace del dinero público y por otro, que los responsables políticos actuales del Gobierno Vasco anteponen sus propios intereses a las necesidades reales de la sociedad. 

¿Dónde más se habrán utilizado este tipo de partidas trampa?