2024-05-24
InicioSecretaríasSecretaría FeministaMARTXOAK 8. Garbiñe Aranburu, Ekintza Sindikaleko arduraduna

MARTXOAK 8. Garbiñe Aranburu, Ekintza Sindikaleko arduraduna

Azken lan erreformak emakumeengan izango dituen ondorioak aztertzea egokitu zait. Erreforma oso bortitza da eta ondorio latzak izango ditu langile klase guztiarentzat. Baina nola ez, lan merkatu horretan baldintzarik kaskarrenetan daudenengan ondorio larriagoak izango ditu eta hau da emakumeen kasua.

Erreforman badaude bereziki emakumeei eragingo dieten neurriak baina ondorio kaltegarriak erreforma honetan jasotzen diren neurri zehatzetatik askoz harago doaz. Lan harreman eredua goitik behera aldatuko delako eta lan harremanetan aukera berdintasun egoera batean ez gaudelako egun oraindik.

Azken urteetan emakumeak lan merkatuan sartuz joan gara eta aurrerapen txiki batzuk eman dira, emakumeen jarduera tasa igo da etab. Ezin esan hala ere berdintasun egoera bat eman denik edo berdintasun horretara inguratu ere egin garenik.

Izan ere, Lan merkatura sartu gara baina sartu garen momentu beretik desoreka handi batetik abiatuz, etxeko eta zaintzako lanak gure gain egoten jarraitu dute eta honek aukera berdintasunean sartzea mugatu egin digu jardunaldi bikoitzaren ondorioz. Gainera, emakumeon sartze prozesu honek ez da joan lan harreman berri batzuen bitartez lagunduta egoera berri horri heltzeko eta ez da inolako aldaketarik eman, jardunaldi bikoitza emakumeon arazo indibidual gisa kokatuz edota inolako neurri errealik bultzatu lanaren banaketa justuago bat eman zedin.

Kapitalismo patriarkalak ezarritako lan harreman ereduan oraindik ere emakumeen lana bigarren mailako eta osagarri moduan ulertzen jarraitzen da.

Honela, lan merkatuan sartzeko zailtasun gehiago izan ditugu eta esparru batzuetan oso zaila izan da emakumeak lanean sartzea, eremu industrialean adibidez. Emakumeak sektore publikoan eta balio sozial askoz txikiagoa aitortzen zaien feminizatuak deitzen diogun sektoreetara sartu dira lanera.

Behin lan munduan sartuta ere aukera berdintasunik ez dugu izan, langabezia tasa handiagoak, soldata baxuagoak, prekarietate gehiago, promozio profesionalerako aukera gutxiago etab.

Honek menpekotasun eta desberdintasun egoera batean kokatzen gaitu emakumeok eta ez kalitateko enpleguarekin eta gizonekin aukera berdintasunean. Gabezi horiek hor daudela etorri da krisia eta erreformak. Bada, testuinguru honetan aurrera egindako apurra atzera egiteko arrisku handia dago eta horregatik esaten dugu erreformak jasotzen dituen neurri zehatzena baino sakonagoa izango dela eragina.

Desde el año 2008, se nos han impuesto varias reformas y todas ellas han supuesto retrocesos en los derechos de las y los trabajadores en general pero de manera especial en aquellos colectivos que no participan en igualdad de condiciones en el mercado laboral, como es el caso de las mujeres.

En esta nueva reforma hay cuestines concretas que van a afectar principalmente a las mujeres, pero los efectos del modelo de relaciones laborales que impone esta nueva reforma, en el caso de las mujeres van mucho más allá que esas medidas.

Algunos efectos que va a tener la última reforma de manera específica sobre las mujeres son:

• Facilita el despido por absentismo. Se nos sigue adjudicando todo el peso de la conciliación laboral y familiar, esto trae más bajas y ahora nos pueden despedir más fácil por ello.

• Permite las horas extras en los contratos a tiempo parcial. Supone estar más a merced del empresario y dificulta la conciliación.

• Hasta ahora en casos de reducción de jornada por guarda legal, la trabajadora tenía la opción de elegir el horario. Esto ha generado muchos problemas. Ahora se da un paso atrás porque se da un instrumento más a las empresas. Los convenios colectivos pueden establecer criterios para concretar los horarios en base a la necesidad de conciliación, así como la necesidades productivas y organizativas de las empresas

• Elimina las bonificaciones a la reincorporación de las mujeres tras el permiso por maternidad o tras una excedencia por cuidado de hijos e hijas.

Las mujeres no estamos participando en el mundo laboral en igualdad de condiciones, si bien es cierto que durante los últimos años se ha avanzado. En ésas ha venido la crisis y las reformas. En este contexto se va a retroceder en lo poco que hemos avanzado, y por eso decimos que las consecuencias de esta reforma van más allá que las medidas mencionadas.

El modelo de relaciones laborales a partir de ahora no va a tener nada que ver con el que hemos conocido hasta el momento.

• Con la reforma va a aumentar el desempleo tanto en hombres como en mujeres. Además a partir de ahora se va a dar una mayor inestabilidad en el mercado laboral. En el mejor de los casos, se va a estar entrando y saliendo del mismo. Se va a dar una precarización generalizada, aunque la precariedad siga teniendo principalmente cara de mujer.

Por esta rotación laboral poco a poco puede empezar a cambiar esa concenpción clásica de entender el empleo del hombre como un empleo estable, con salarios dignos y garante de derechos y el de la mujer como suplemento y se empiece a dar una rotación también en el hogar.

La incorporación de las mujeres al empleo no ha tenido como resultado la corresponsabilidad en las tareas domésticas y de cuidados que a día de hoy siguen recayendo principalmente en las mujeres, porque hoy aún hay una percepción distorsionada del término “trabajo” asignando dicho estatus solamente al empleo remunerado y dejando de lado todo el trabajo necesario para la supervivencia a la hora de hacer un reparto justo del mismo. Además, dicha incorporación laboral no ha venido acompañada de los cambios necesarios en las políticas de empleo para garantizar el poder compatibilizar la vida laboral y familiar y las pocas que se han desarrollado han ido dirigidas a las mujeres, fomentado de este modo la división sexual del trabajo. Algo que en esta nueva situación se puede acentuar.

• Las medidas de la reforma laboral suponen una mayor desregulación y flexibilización del mercado laboral. Esta forma de flexibilizar responde a las necesidades de la empresa para reducir costes salariales y adatar las jornadas laborales para conseguir mayor productividad. En plena ofensiva neoliberal, para el sistema patriarcal capitalista, las personas no son el objetivo prioritario, sino que éstas están al servicio de la producción y la obtención de beneficios. Esto va totalmente en contra de la conciliación laboral y familiar.

• La crisis está sirviendo como excusa para diluir e incluso abandonar el compromiso político por la igualdad. En el año 2007 se aprobó la ley de igualdad, en el que por lo menos había un reconocimiento formal. Criticamos esta ley porque lo dejaba todo en manos de la negociación colectiva, porque no había compromisos concretos, no obligaba a nada y no se fijaban mecanismos de seguimiento para el cumplimiento de la misma. Hoy podemos constatar que no nos equivocamos en nuestras predicciones y que ha quedado en evidencia la falta de voluntad política.

Los planes de igualdad que hay que negociar al amparo de esa ley en las empresas no han tenido demasiada virtualidad. Como LAB también habíamos trabajado toda una serie de cláusulas para introducir en la negociación colectiva.

Esta reforma ataca frontalmente el derecho a la negociación colectiva. Una negociación colectiva que no estaba saneada por el bloqueo que tenía (muchos convenios abiertos incluso desde el 2008).

Estamos peleando para blindar los convenios, para mantener el instrumento en nuestras manos, con lo cual, estando en esa pelea, es bastante lógico pensar que los planes de igualdad no van a estar dentro de las prioridades en la negociación colectiva. Y si ya de por sí está quedando en evidencia que no hay una voluntad real para implantar estos planes en las empresas y se está haciendo una total dejación de los mismos sin ningún tipo de control, tenemos claro que, bajo la excusa de la crisis, intentarán deshabilitar aun más estos marcos de negociación.

Todos estos cambios en el mercado laboral van a coincidir con un adelgazamiento del sector público en sanidad, en servicios a la dependencia, en educación con la consecuencia de destrucción de empleo y de servicios sociales. Lo que acrecentará la precariedad social y el peligro de un reforzamiento de la “familia tradicional” como única salida a situaciones de exclusion social acrecentando situaciones de dependencia para las mujeres.

Gizon eta emakumeen arteko aukera berdintasuna ezin da legeetan eskubide formalak aitortuz edota aukera berdintasun planen bidez gauzatu. Emakumeen aukera berdintasuna erreala izan dadin, erabaki politikoak behar dira. Errora joan behar da, beste eredu ekonomiko eta sozial bat eraiki behar da. Lan Harremanetarako Euskal Esparrua behar da.

Hau horrela egiten ez bada, emakumeak lan merkatuan beti egongo gara bigarren mailan eta sartu eta atera ibiliko gara baina prekarioan eta aukera berdintasunik gabe. Sartu atera, sistemak dituen beharren arabera.

Martxoaren 29ko greba erantzuteko, alternatiba badagoela esateko eta horren alde urratsak emateko tresna da.

AZKEN ALBISTEAK | ÚLTIMAS NOTICIAS

Hemos exigido el cese del bloqueo para poder negociar el convenio de los y las trabajadoras de la Fundación Matia

Hoy nos hemos concentrado junto a las trabajadoras de Matia Fundazioa frente a la Diputación de Gipuzkoa para denunciar a la dirección de la fundación por su planteamiento de congelación en la negociación colectiva iniciada este 2024.

Amplio seguimiento en el cuarto día de huelga del sector de Artes Gráficas de Bizkaia

El cuarto dia de huelga ha finalizado con una manifestación numerosa por las calles de Bilbo, que ha tenido la finalización delante de la sede de Cebek. Precisamente, es la patronal la que tiene la oportunidad de desbloquear el conflicto del sector el próximo 27 de mayo. En caso contrario, la lucha en el sector de Artes Graficas de Bizkaia continuará

Uliazpiko epai euskarafoboaren errekurtsoa onartu ez izana salatzera aterako gara kalera

Ostiralean, hilak 24, enpresa batzordearen gehiengoak elkarretaratzea deitu du, Auzitegi Gorenak Euskal Autonomia Erkidegoko Auzitegi Nagusiaren epaiaren aurka aurkeztutako errekurtsoa ez baitu izapidetzeko onartu.