Hoy 11 de mayo ha muerto a causa de un accidente automovilístico un trabajador de 58 años a las 5:30 de la mañana mientras se dirigía a trabajar.

En primer lugar, LAB quiere mostrar toda su solidaridad y apoyo a familia, amistades y compañeros y compañeras de trabajo del trabajador muerto.

Con éste último, son al menos 20 las y los trabajadores que han muerto en accidente laboral o a causa de uno de ellos desde inicio de año en Euskal Herria.

La precariedad se esconde tras éste y el resto de accidentes laborales, las malas condiciones laborales y de vida. En muchas ocasiones, la ubicación de los centros de trabajo y los horarios de entrada hacen imposible el uso del transporte público y hay que utilizar el coche para ir y volver del trabajo. Esto incrementa la posibilidad de tener un accidente “in itinere” o “de camino al trabajo”, como ha ocurrido esta vez. Pero en los centros de trabajo tampoco se coordinan las diferentes empresas que están trabajando aunque haya riesgo. Tal y como ha ocurrido hoy, la empresa principal era UNILEVER, la sucontratata DHL y el trabajador muerto trabajaba en la ETT RANSTAD.

Son las malas condiciones de trabajo las que dificultan trabajar de una forma segura y digna.

El lunes 14 de mayo y ante el accidente laboral mortal de su compañero, los y las trabajadoras de DHL realizarán sendas concentraciones por la mañana (de 09:30 a 10:00) y por la tarde (de 17:30 a 18:00) ante las instalaciones de la empresa, en la calle Felipe del Río s/n de Leioa.