La Seguridad Social ha anunciado que rectificará y permitirá jubilarse a los 61 años a las personas despedidas antes de abril de 2013 y que suscribieron de su bolsillo un convenio especial con la Seguridad Social, para poder seguir cotizando.

Conociendo el comportamiento de la Seguridad Social en los últimos meses, con cambios interpretativos continuos, que han provocado incertidumbre y enfado entre las trabajadoras y trabajadores, nos obliga a permanecer vigilantes en todo momento para que se haga efectivo el anuncio realizado.

LAB recuerda que las medidas injustas en materia de pensiones no acaban aquí. Las últimas reformas de pensiones, las de Zapatero y Rajoy, han supuesto un retroceso brutal en el derecho a unas pensiones públicas dignas: alargamiento de la edad de jubilación, pérdida de poder adquisitivo de las pensiones, aumento de los años de cotización para el cálculo de las pensiones, factor de sostenibilidad, freno y retraso de las pensiones anticipadas,… Reformas con un único objetivo: pensiones más bajas y más tardías.

Que el Gobierno de Madrid y los agentes del “diálogo social” no crean que con esta rectificación se puede silenciar y olvidar su responsabilidad en los efectos tremendamente negativos que van a producirse en los próximos años para las trabajadoras y trabajadores en materia de pensiones. Es necesario seguir movilizándose en Euskal Herria frente a los recortes para garantizar una pensión digna a todos los hombres y mujeres.