En el sindicato LAB ya tenemos listas las agujas, los hilos y las maquinas para unir las telas en los actos que ha organizado Gure esku dago para el próximo 21 de junio. Desde LAB hacemos un llamamiento a nuestra militancia y a toda la clase trabajadora de Euskal Herria, a que se sume a la convocatoria y a participar en ella.

Han pasado dos años desde que Gure esku dago echara a andar. Queremos hacer llegar nuestras felicitaciones a las y los impulsores de esta iniciativa ciudadana, y a todas las personas que han materializado esta iniciativa en barrios y pueblos. El movimiento que ha creado Gure Esku dago a favor del derecho a decidir es ejemplar, atrayendo, organizando y activando a la ciudadanía, construyendo puentes entre diferentes, creando nuevas complicidades y alimentándolas, sumando personas de diferentes sensibilidades políticas a este derecho democrático básico. Gure esku dago, a través de actos muy diversos y participativos, ha hecho posible poner en marcha a la sociedad vasca a favor de este derecho democrático.

Somos una nación, tenemos derecho a decidir y ha llegado el momento de la ciudadanía. Vamos haciendo camino entorno a esos tres principios. Estamos seguros, además, de que después de todos los actos tan exitosos que hemos realizado, que en el del próximo domingo miles y miles de personas nos volveremos a juntar. Así debe ser, está en nuestras manos.

Partiendo de la voluntad de la sociedad vasca estamos listos para coser urnas gigantes. Es hora de tejer las voluntades de la ciudadanía. Como bien dicen las y los impulsores de esta iniciativa ahora toca decidir el qué, el cuándo y el cómo, para después materializar el reto de la decisión.

El pasado mes de junio, en la cadena humana, dimos comienzo a un camino. Ahora es el momento de dar un nuevopaso. Sigamos avanzando, afinando la fase de unir, construyendo la de acordar y ejecutando la fase de decidir.

Los barrios, los pueblos, las carreteras, las calles y las playas han sido tomadas a favor del derecho a decidir. Ahora toca llenar los estadios de las capitales, “cosiendo” la voluntad que miles de ciudadanos y ciudadanas han plasmado durante meses en pequeñas telas.

Terminamos la nota igual que la comenzamos, haciendo un llamamiento desde LAB a toda la militancia y a la clase trabajadora, a participar en la convocatoria de Gure Esku Dago. Está en nuestras manos avanzar en el camino del derecho a decidir. Desde LAB nos ratificamos en el compromiso de continuar trabajando a favor del derecho a decidir y por la acumulación de fuerzas en el mundo laboral, desde los centros de trabajo a los estadios y de los estadios a los centros de trabajo.