En el Consejo de la Función Pública Vasca se ha votado el informe sobre el Anteproyecto de Ley de Empleo Público Vasco y ha recibido el voto negativo de las centrales sindicales LAB, ELA y CCOO, la abstención de UGT, también el voto desfavorable de la Diputación Foral de Gipuzkoa y la Diputación Foral de Bizkaia. LAB exige la inmediata retirada del anteproyecto de Ley del empleo público tanto por lo que dice como por lo que debería decir y no dice.
En primer lugar, no es más que un desarrollo de la Ley de la Función Pública del Estado que para nada tiene en cuenta nuestra realidad socio-económica ni la correlación de fuerzas política y sindical de Euskal Herria.

En segundo lugar, está inspirada por aquellos que se han propuesto acabar con el estado de bienestar mediante políticas de recortes e imposiciones y el empeoramiento de las condiciones de trabajo de las trabajadoras y trabajadores de la administración y servicios públicos.

Están destruyendo los servicios públicos para que, privatizándolos, unos pocos hagan negocio con ellos. Eliminan la negociación colectiva e imponiendo unilateralmente el modelo de relaciones laborales.

Ahora que tanto hablan de la invasión de competencias, al PSE, al PNV y al PP les tenemos que decir que la única manera posible de evitar que se invadan las compentecias es que esas competencias estén en Euskal Herria, que las instituciones vascas y los agentes sociales y sindicales tengan plena capacidad para organizar la función pública y la prestación de los servicios.

Quienes dicen oponerse —por mera campaña electoral— a los recortes del PP, no tienen ninguna credibilidad si no retiran las medidas contra los servicios públicos y las condiciones de trabajo recogidas en los presupuestos del 2011.

LAB niega legitimidad política y social a este Gobierno para presentar un proyecto de ley que no sólo no hace frente a los problemas reales para impulsar los servicios públicos vascos sino que es una pieza más para su destrucción y sumisión a las decisiones que otras mayorías adoptan en nuestra contra desde Madrid.

LAB continuará trabajando en todos los ámbitos contra esta iniciativa legislativa neoliberal; llama a las y los trabajadores a impedir que se consume esta nueva agresión, y a los partidos políticos a no permitirlo.

Euskal Herria, 26 de abril de 2012