LAB denuncia la nueva masacre que el ejército sionista israelí está perpetrando en Gaza contra la población de esta parte ocupada de Palestina.

Gaza es hoy día la mayor cárcel a cielo abierto del mundo, el territorio con mayor densidad de la tierra, donde casi 2 millones de palestinos viven en una estrecha franja de tierra. Cualquier bombardeo contra Gaza, debido a esa situación, acarrea el asesinato masivo de civiles, incluidos niños, tal y como ocurrió en 2009, y tal y como está sucediendo ahora.

En contra de lo que dicen los medios oficiales occidentales, estos bombardeos indiscriminados no son una respuesta israelí contra supuestos ataques desde territorio palestino, sino que los inició el ejército sionista con el asesinato de un líder de Hamas.

El asesinato, hasta el día de hoy, de más de 120 civiles palestinos durante estos últimos días y el millar de heridos es, por el momento, el último episodio de las injusticias que está padeciendo la población de Gaza. Injusticias cometidas por Israel, con la connivencia y ayuda de los gobiernos occidentales. Así, hay que recordar una vez más que la población de Gaza lleva desde 2006 sometida a un injusto y cruel bloqueo internacional, por el “delito” de haber votado masivamente por Hamas en las elecciones celebradas ese año, lo cual demuestra el maniqueo concepto de “democracia” que tienen Israel y sus gobiernos occidentales aliados.

Ante esta injusta situación, LAB reitera su solidaridad con el pueblo palestino y exige que se ponga fin a esta nueva masacre del ejército sionista. Igualmente exigimos:

– Que se ponga fin al injusto bloqueo a Gaza.
– Que los militares sionistas responsables de estos crímenes, así como sus responsables internacionales, sean juzgados por ello ante instancias internacionales.
– Que se dé una salida negociada y justa a la dramática situación que padece el pueblo palestino desde 1948. Dicha salida debe contemplar la liberación de los casi 10.000 presos políticos palestinos y la posibilidad de retorno de los refugiados.

Ante la gravedad de la situación desde LAB reiteramos nuestro apoyo a la campaña internacional de “Boicot, Desinversiones y Sanciones” (BDS) contra el Estado de Israel, y llamamos a la clase trabajadora vasca y el resto de sectores populares a sumarse a la citada inciativa, así como a secundar las movilizaciones que se están desarrollando estos días en Euskal Herria en contra de este crimen.