LAB denuncia los acontecimientos ocurridos hoy en el muro popular de la plaza Virgen Blanca de Gasteiz. Queremos denunciar las detenciones de Igarki Robles, Ibon Esteban y Alaia Zaldibarren, y la violenta actuación de la Ertzaintza en contra de las y los jóvenes y de todas aquellas personas que han levantado el muro popular.

Desde LAB queremos hacer llegar toda nuestra solidaridad a las y los jóvenes independentistas condenados, a sus familiares y amigos, así como a todos los ciudadanos y ciudadanas vascas que se en encuentran procesados en juicios políticos.

Castigar a la juventud independentista es la única oferta del Estado español en estos nuevos tiempos políticos. El Gobierno español no está dispuesto a dar ni un solo paso, si no es para retroceder. Y el PNV ha tomado la misma posición. Podía haber decidido no formar parte de esa foto, pero hoy tampoco lo ha hecho. El PNV sigue haciendo oídos sordos a las exigencias de la mayoría social vasca, y lejos de plantarse ante este atropello, continúa sirviendo a la injusticia española. Para defender los derechos políticos y civiles de la ciudadanía primero hay que acabar con la represión, haciendo frente a ese camino tantas veces como sea necesario.

Es hora de vaciar las cárceles, y ello exige detener todos estos procesos. No aceptamos ninguna condena política. Euskal Herria necesita a su juventud en la calle. La juventud vasca es nuestro presente y futuro, y su aportación nos es imprescindible para avanzar en el camino de la resolución del conflicto y la paz.

Debemos seguir trabajando para que el muro popular sea cada vez más fuerte. Debemos seguir defendiendo los derechos civiles y políticos y avanzando hacia la resolución. Debemos seguir movilizándonos y LAB ratifica su compromiso en esa vía.