LAB interpondrá una denuncia en Inspección de Trabajo en contra de la empresa Kulturbide y de forma subsidiaria al ayuntamiento de Basauri por irregularidades en al contratación.

Hace ya algún tiempo que salió a la luz la denuncia pública que realizaron los monitores y monitoras de las colonias de verano que se han desarrollado en nuestro municipio, cuya organización, este año, ha sido otorgada a la empresa Kulturbide por medio de concurso. Algo que desde diferentes ámbitos entendíamos como un elemento de normalización y cese de pasadas irregularidades y tratos de favor.

Pero parece que no ha sido así, tal y como demuestran las declaraciones de los propios trabajadores y trabajadoras de los udalekus. Una vez vistas las formas de actuar de la empresa y del equipo de gobierno municipal, nos parece oportuno que se pongan los medios para que los elementos denunciados se aclaren y no vuelvan a repetirse. De la misma manera, compartimos la satisfacción que numerosos padres y madres han demostrado por el servicio de colonias de este verano pasado que, sin duda, se debe al trabajo y dedicación demostrada por estos trabajadores y trabajadoras, que sobre todo han actuado con una admirable responsabilidad.

Por las consultas que desde el Sindicato LAB hemos ido realizando, podemos determinar la existencia de numerosas irregularidades en relación a la contratación del equipo de monitorado de estas colonias. Efectivamente, no se les ha aplicado el convenio correspondiente; en un primer momento se les comunicó que se les aplicaría el propio de empresa, pero debido a su inexistencia fue aplicado el convenio estatal de Ocio Educativo, obviando la existencia del Convenio Colectivo de Intervención Social de Bizkaia, con el perjuicio que esto significa para los trabajadores.

Esto ya fue puesto en conocimiento tanto de la empresa, como del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Basauri el mes de julio, y de ambos se recibió una contestación similar. La empresa, en una comunicación fechada el trece de ese mes, se remitía a una reunión realizada con la parte trabajadora antes de iniciar la relación laboral en la que ya se les había explicado sus condiciones laborales y que por lo tanto, al ser conocedores de ellas pareciera que no tuvieran derecho a cuestionar las mismas o a presentar queja alguna. También se les explicaba de “forma didáctica” los términos que recogería la nómina a recibir al finalizar la campaña, nómina que todavía no han visto pese haber pasado meses de aquello.

En nombre del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Basauri, era la concejal del área de Euskara la que pese a reconocer su preocupación por la no aplicación del convenio correspondiente y su intención de pedir a la empresa que cumpliera con la ley, se escudaba en que en el pliego de condiciones no se suele concretar el convenio a aplicar, que es algo que corresponde saber a la empresa, a la que como condición administrativa se contempla “el obligado cumplimiento de las disposiciones legales vigentes en materia laboral, de Seguridad Social y de seguridad e higiene en el trabajo” quedando la administración exonerada de responsabilidad por este incumplimiento. En esa misma comunicación se volvía a mencionar un encuentro previo para dar conocimiento de sus condiciones laborales a los trabajadores antes de firmar el contrato, cuando en la reunión a la que se refiere, ni estuvo, salvo al principio, ni se firmó contrato alguno.

Desde el sindicato LAB queremos denunciar esta lógica empleada por parte de la empresa, y que la misma concejal secunda, de “lo coges o lo dejas”, de “si ya sabias lo que había ahora no te quejes”, pese a que eso suponga saltarse flagrantemente la legislación. No entendemos ni que el equipo de gobierno pretenda mirar a otro lado cuando es clara su responsabilidad, ni que haga como que no tiene conocimiento de lo sucedido y que explique la denuncia de los trabajadores y trabajadoras como una “clara intencionalidad en contra del ayuntamiento” como se recogía en algún medio de comunicación el 19 de septiembre.

No podemos permitir que se especule con los servicios públicos, los queremos de calidad y dignos, pero también justos y respetuosos para con los derechos de sus trabajadores y trabajadoras. Debemos exigir que no se siga por la misma vía que ya anteriores corporaciones trataron de acostumbrarnos, aparecer públicamente como entes responsables y comprometidos con todos y todas los y las basauriarras, para luego hacer un uso en beneficio propio de ayudas y planes de empleo, como sucedió con el Plan E+Euskadi que tuvo que ser la Autoridad Laboral la que corrigiera su aplicación tal y como denunciara el Sindicato LAB. En este sentido, debemos anunciar la intención de interponer una denuncia en Inspección de Trabajo en contra de la empresa Kulturbide y de forma subsidiaria al ayuntamiento de Basauri por irregularidades en al contratación.