El convenio colectivo del sector de intervención social de Araba está pendiente de un hilo, y las tijeras las tiene la Diputación Foral de Araba. Los 5 sindicatos con representación en el Sector (LAB, ELA, CCOO, ESK y UGT) exigimos la firma del Convenio Colectivo en los términos preacordados y para impulsarlo hemos convocado 3 jornadas de huelga para los días 13, 20 y 27 de diciembre. Hoy, con motivo del primer día de huelga, nos hemos manifestado en Gasteiz.

Los 5 sindicatos con representación en el Sector ELA, CCOO, LAB, ESK y UGT y la única Asociación Empresarial con representación en el Sector, AISA, tras múltiples reuniones mantenidas desde el 29 de diciembre de 2016 en que se constituyó la mesa de negociación, firmamos un preacuerdo el 27 de julio en materia salarial y de jornada laboral para los años 2017- 2020. A pesar de que los sindicatos valoramos como muy modestos los avances logrados, tomamos la decisión de firmar dicho preacuerdo en la intención de consolidar el Convenio Sectorial.

Desde que en el mes de julio la Diputación Foral de Alava puso sobre la mesa negociadora la “ley de desindexación de la economía española", el acuerdo del convenio ha estado supeditado a las decisiones del Departamento de Servicios Sociales capitaneado por Marian Olabarrieta y Jose Luis Alonso Quilchano. Es decir, el gobierno foral está utilizando esta ley , que no puede ser utilizada en esta situación, para justificar sus recortes económicos en los Presupuestos de 2018, poniendo como tope el equivalente a las subidas salariales establecidas para el funcionariado.

Desde ese momento la negociación se ha visto condicionada hasta que, el pasado 30 de Noviembre AISA, tras reunión con Diputación, nos traslada que la decisión de establecer la cláusula de la ley de dexindexación en los Convenios de Colaboración es firme. En esta situación, AlSA expresa no poder firmar el Convenio Colectivo, a pesar de que mantienen la apuesta por hacerlo. En este sentido han propuesto a las Asociaciones que no firmen los convenios de colaboración que incluyan dicha cláusula. Esto puede desembocar en que Diputación deje de financiar a las Asociaciones y que éstas, a su vez, dejen de pagar a proveedores, trabajadoras y trabajadores por lo que nos enfrentamos a un problema de la máxima gravedad si no se resuelve inminentemente.

La Diputación Foral de Araba, con su postura, pretende condicionar y liquidar la negociación colectiva sectorial y la posibilidad de alcanzar acuerdos de mejora de las condiciones, incluso vulnerando los preacuerdos de las mesas legitimadas para la negociación. "No es un problema de financiación, ni de presupuestos, dicen, " es un problema juridico—técnico". Un problema técnico que deja sin renovar un convenio colectivo cuyas partes negociadoras ya tienen un preacuerdo. Un problema técnico que deja a más de mil personas sin mejoras en las condiciones laborales. Un problema técnico que afecta a todos los servicios sociales subcontratados por las administraciones, independientemente de quién sea su responsable y quién Io financie. Asi, este bloqueo del convenio perjudica tanto a los servicios sociales responsabilidad de
la DFA, como del Ayuntamiento, o del Gobierno Vasco.

Los sindicatos con representación en el sector consideramos esta postura inaceptable. A la Diputación le corresponde presentar una solución urgentemente. Los y las trabajadoras de este sector no pueden ser, una vez más, quienes sustenten las políticas de restricción económica del gobierno del PP, totalmente apoyadas por el PNV y el PSE. No estamos dispuestos a que tanto la Diputación, como la patronal del sector coloquen sobre nuestros hombros la asunción y defensa de sus intereses.

Ante esta situación extremadamente grave, nos hemos organizado para dar una respuesta a la altura de las circunstancias, y es por eso que, los sindicatos y trabajadores y trabajadoras de los servicios sociales a los que les es de aplicación el Convenio de Intervención Social de Araba vamos a exigir el respeto a la negociación y mejora de las condiciones de trabajo.