La Policía Nacional ha detenido, hasta el momento, a cinco personas hoy en Nafarroa, entre ellas el responsable de Servicios Privados del sindicato LAB, Saul Arangibel, bajo la acusación de cometer desórdenes públicos y atentar contra el derecho al trabajo en la jornada de la Huelga General del 29 de marzo. Ya son 35 las personas detenidas en Navarra en la jornada de Huelga General y las semanas posteriores, en una sucesión de operaciones diseñadas por el Partido Popular con la colaboración de UPN. 
Como lo hicieron con la represión del movimiento insumiso en los 90, PP y UPN pretenden utilizar a Navarra como laboratorio de ensayo de su nueva estrategia represiva. Y tal como sucedió en aquel caso, su esfuerzo será en vano: por muchos montajes policiales que hagan, no van a poder neutralizar la movilización popular por la justicia social.

Tras el impresionante éxito de la Huelga General del 29 de marzo en Navarra, son conscientes de que gobiernan contra la mayoría social. Ante la falta de argumentos para imponer los recortes, pretenden silenciar la protesta social al más puro estilo franquista, imponiendo un estado policial contra la clase trabajadora en general y el sindicalismo en particular.

Se trata de un ataque global contra la clase trabajadora. Y consideramos totalmente necesaria una respuesta contundente por parte del sindicalismo, y también por parte de las fuerzas políticas, que rechazaron mayoritariamente en el Parlamento de Navarra la utilización de incidentes aislados como "cortina de humo" para tratar de ocultar el éxito de la Huelga General del 29.

Por todo ello, LAB llama a participar en las concentraciones que llevará a cabo junto con diferentes agentes hoy jueves a las 19.00h. delante de la comisaría de la Policía Nacional y mañana, viernes, a las 12.00h. en la Delegación del Gobierno.

Iruñea, 3 de mayo de 2012