La Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria ha celebrado en Gasteiz la primera asamblea dentro del proceso para reforzar y tejer esta iniciativa popular creada en 2014. La pandemia ha condicionado totalmente el contexto; ahora los déficit estructurales existentes anteriormente son más patentes. Por eso, las organizaciones que han participado en la asamblea han destacado la necesidad de actualizar el análisis del contexto actual.

La asamblea ha tenido dos objetivo principales. El primero renovar los acuerdos entre los sujetos partidarios de la soberanía; construir una agenda social compartida y soberana; el segundo, abordar nuevos ejes de trabajo.

Este curso será especial. Condicionados por la pandemia, pero habiendo empezado a gestionar sus consecuencias, son evidentes los nuevos recortes de derechos y ataques contra las condiciones de vida de la ciudadanía. Por ello, además del proceso interno para revitalizar nuestros ámbitos de alianzas, será importante responder al contexto. Las organizaciones que han participado en la asamblea han dejado claro que son necesarios nuevo modos de tejer redes y organizarse para hacer más eficaces los acuerdos de quienes participan en la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria.