Desde LAB alabamos el camino del diálogo impulsado por Uruguay y México.

Ante las situación que se está dando en Venezuela desde el pasado 23 de enero, el sindicato LAB quiere manifestar lo siguiente.

Desde el pasado 23 de enero hay en marcha una estrategia para quitar del poder al chavismo y al presidente legítimo y democráticamente elegido. Este golpe de estado hay que situarlo dentro de la estrategia imperialista dirigida por los Estados Unidos y la Unión Europea, y como reconocemos la legitimidad de la Asamblea Nacional Constituyente y la legitimidad democrática del proceso electoral derivado de ella, denunciamos esta estrategia que busca desestabilizar Venezuela sin respetar la voluntad popular. Así las cosas desde el sindicato LAB queremos manifestar lo siguiente:

1) El sindicato LAB reconoce la legitimidad democrática de la Asamblea Nacional Constituyente y de su presidente Nicolás Maduro, democráticamente elegido en las elecciones convocadas por dicha Asamblea. Por ello rechazamos el que partidos políticos, gobiernos, parlamentos y etcétera de Euskal Herria y del ámbito internacional hayan reconocido al auto-proclamado presidente de Venezuela Juan Guaidó, ya que entendemos que se trata de una injerencia en asuntos de Venezuela, que busca desestabilizar el país latinoamericano. En ese sentido es muy clarificador que el PNV, el Partido Popular y Ciudadanos hayan compartido manifestación contra el chavismo.

2) Detrás de esta estrategia hay un largo proceso puesto en marcha por el imperialismo desde hace años. Los Estados Unidos y su correveidile la Unión Europea han esperado el momento oportuno para dar este golpe de estado contra el chavismo y colocar a un gobierne títere y servil a los intereses del capital.

3) El sindicato LAB pone en valor el cambio dado por Venezuela de la mano del chavismo, con un empoderamiento claro de las clases populares del país. Con todos los problemas padecidos ha dejado de ser el patio trasero del imperio a un país soberano.

4) Desde LAB alabamos el camino del diálogo impulsado por Uruguay y México. Corroborando todo lo dicho anteriormente, creemos que es necesario el diálogo y la negociación para que Venezuela supere el momento actual, siempre respetando la soberanía y la voluntad popular del pueblo de Venezuela. Por todo ello, deseamos lo mejor a la conferencia que se celebrará en Montevideo este jueves 7 de febrero, para que se de inicio a una nueva fase en defensa de la voluntad popular del pueblo de Venezuela y de la soberanía nacional de Venezuela.