El Gobierno Vasco convoco para ayer una reunión de Mesa General con un único punto del orden del día, el Anteproyecto de Ley del Empleo Público Vasco. LAB no acudió a la cita, y reitera su exigencia de que retiren dicho anteproyecto, y no se lleve a tramitación al Parlamento.

Este anteproyecto, basándose en y reproduciendo la legislación estatal, impone un modelo de relaciones laborales mercantilista, gerencial e individualizador, y es fruto de un proceso de negociación que no ha sido más que una mala escenificación. Tan es así, que no ha cosechado sino rechazo por parte de todos los sindicatos, incluso por aquellos que están participando en dicho proceso.

Por todo ello, LAB se reafirma en su exigencia de que no impongan dicho anteproyecto y que lo retiren cuanto antes, y que pongan en marcha un verdadero y nuevo proceso de negociación, para acordar con la mayoría sindical y social vasca las características en función de las cuales queremos construir un nuevo modelo de empleo público, un modelo de empleo público propio.

Si el Gobierno Vasco se reafirma en su intención de trasladar este anteproyecto al Parlamento LAB hará un llamamiento a movilizarse, porque de lo contrario podríamos encontrarnos con una ley que, sin ningún apoyo sindical ni social, rija durante décadas las relaciones laborales del ámbito de la administración y servicios públicos, y lo haga desde la perspectiva de la negación del derecho a la negociación colectiva, y con un modelo gerencial e individualizador. Y todo ello, sin duda alguna, sería en perjuicio de las condiciones laborales de las y los trabajadores de los servicios públicos, pero también en perjuicio de los propios servicios públicos.