En los últimos años, la sanidad pública asiste a la presión permanente de quienes quieren hacer negocio con la sanidad a través de la privatización de los servicios, el impulso a las clínicas privadas, las subcontrataciones y prácticas que afectan al sistema público, como la autoconcertación. Los gobiernos han decidido, así mismo, incorporar criterios mercantiles en la gestión del sistema público sanitario con el objetivo de incorporar el concepto de coste-beneficio en el sistema para intentar la generalización del copago sanitario y romper el principio de universalidad como apoyo a la privatización de servicios. 

 
{edocs}http://biltegia.labsindikatua.org/Argitalpenak/Ipar-Hegoa/Haritik/14-3_Osasuna%20eskubidea%20da%2C%20ez%20negozioa%20%282011%29.pdf,350,465,link{/edocs}Euskaraz
{edocs}http://biltegia.labsindikatua.org/Argitalpenak/Ipar-Hegoa/Haritik/14-3_La%20salud%20es%20un%20derecho%2C%20no%20un%20negocio%20%282011%29.pdf,350,465,link{/edocs}castellano