Este 16 de noviembre hemos sufrido otro accidente laboral mortal en Euskal Herria, el 67 trabajador y trabajadora muerta por el capitalismo en lo que va de año, el 19 en Nafarroa.

El trabajador ha fallecido tras ser atropellado por una máquina apisonadora en las obras de asfaltado que se están llevando a cabo bajo la promoción del Gobierno de Navarra en la N-121-A en Doneztebe.

De entrada, queremos expresar nuestra condolencia y solidaridad a familiares, amigas y amigos y compañeras y compañeros. Otra muerte laboral provocada por el capitalismo, otra familia destrozada, y otro drama social. Levántarte por la mañana para trabajar y no volver a casa.

Desde el punto de vista de la salud laboral es incomprensible que hoy en día se den este tipo de accidentes en cualquier obra y más en una obra de promoción pública. Los riesgos en las obras exigen la figura reglada de coordinador y recurso preventivo. Así, en ningún momento se puede permitir que un trabajador se acerque al rodillo o a cualquier dispositivo móvil, para eso están disponibles estas figuras y los protocolos de salud laboral establecidos. La normativa dice que la patronal debe garantizar por encima de todo la implementación y garantías del sistema integral de salud laboral. Qué decir cuando el promotor es el propio Gobierno de Navarra. Evidentemente, no se han tomado las medidas necesarias.

Miembros del sindicato LAB se han personado en la obra y han podido comprobar que todavía, con el cuerpo del trabajador en el suelo, la empresa no ha querido parar la obra y que a 100 metros las máquinas seguían trabajando como si nada hubiera ocurrido.

En esta obra promocionada del Gobierno de Chivite, esperamos que esta vez nos ofrezca las explicaciones oportunas. Exijimos también que se clarifiquen las responsabilidades. Ya es hora de que, de una vez por todas, hagan cumplir a la patronal sus obligaciones en materia de salud laboral.

De este modo, instamos a la ciudadanía a participar en las movilizaciones que se organizarán en las próximas horas .