Declaraciones de Igor Arroyo, portavoz de LAB en Nafarroa en respuesta a Molinero, secretario general de CCOO de Nafarroa.

«Pensamos que estas declaraciones se deben a la desesperación de UGT y CCOO ante la falta de credibilidad y legitimidad que padecen como consecuencia de su trayectoria»
«Molinero (CCOO) recurre al insulto para esconder sus miserias. Sería mejor que explicara lo que piensan hacer tras el 14-N»
Igor Arroyo, LABeko bozeramalea Nafarroan

«En unas declaraciones totalmente surrealistas, el secretario general de CCOO de Navarra calificó de esquiroles a ELA y LAB por no secundar la Huelga General del 14 de noviembre. Pensamos que estas declaraciones se deben a la desesperación de UGT y CCOO ante la falta de credibilidad y legitimidad que padecen como consecuencia de su trayectoria.

LAB ha realizado hasta el momento cinco Huelgas Generales; UGT y CCOO han realizado dos. Pero no se trata de ver quién hace o deja de hacer más huelgas, sino de clarificar cuál es la alternativa que defiende cada cual en estos momentos tan graves para miles de navarros y navarras. Las Huelgas Generales no son un objetivo en sí mismo, sino un instrumento para conseguir determinados fines. Es ése el debate que corresponde hacer en estos momentos. UGT y CCOO deberían dejar de marear la perdiz y plantear cuáles son sus objetivos en general y respecto a Navarra en particular.

LAB ya lo ha hecho. En concreto, en Navarra planteamos un acuerdo de mínimos en torno a estos puntos:
1. Paralización de los recortes y desarrollo del sector público. Paralización del TAV.
2. Blindaje de los convenios provinciales de Navarra y defensa del empleo.
3. Dimisión del Gobierno de Barcina y convocatoria de elecciones anticipadas.
4. Apertura de un debate social sobre el futuro económico y político de Navarra.

Hasta el momento, UGT y CCOO no han cambiado su política en Navarra. Recibieron la medalla de oro de la mano de Miguel Sanz por su “comportamiento ejemplar” y siguen participando en el diálogo social y en la gestión del modelo actual (el que nos ha llevado a la crisis) junto con UPN, Patronal y el Opus Dei. En su convocatoria de Huelga obvian todas estas cuestiones, lo que da a entender que el 15 de noviembre piensan seguir en la misma línea.

Además, en vista de los antecedentes, hay razones sobradas para desconfiar de la gestión que vayan a hacer de la Huelga del 14 de noviembre UGT y CCOO. Como he mencionado, UGT y CCOO han convocado dos Huelgas Generales desde que estalló la crisis. Pues bien, a los cinco meses de hacer la primera de ellas, la del 29 de septiembre del 2010 contra la reforma laboral de Zapatero, UGT y CCOO firmaron la reforma de las pensiones y el retraso de la jubilación a los 67 años, y lo hicieron precisamente el día que se celebraba una Huelga General contra esa reforma de pensiones.

En la segunda Huelga General de UGT y CCOO, coincidimos en el día, 29 de marzo del 2012 (era nuestra cuarta Huelga General), y la clase trabajadora navarra salió en masa contra la reforma laboral del PP. Sin embargo, a los dos meses, UGT y CCOO firmaron un Acuerdo de Negociación Colectiva con la patronal navarra, donde aceptaban que los convenios de Navarra estuvieran subordinados a los estatales, una flexibilidad del 10% y la pérdida de poder adquisitivo, que son precisamente tres de los objetivos de la reforma laboral del PP.

Así que sería más constructivo que Molinero explicara a la clase trabajadora navarra lo que piensan hacer tras la Huelga del 14 de noviembre y tratara así de convencer a los trabajadores y trabajadoras para que la secunden. Por lo que hemos visto hasta ahora, parece que su intención es negociar con el PP en Madrid las condiciones del “rescate”, lo que es incompatible con la defensa de los derechos de la clase trabajadora navarra. Señor Molinero: para ese viaje no cuente con LAB.

Iruñea, 6 de noviembre de 2012»