Cuatro camiones del parque de bomberos de Eibar y Oñati estuvieron el jueves en el accidente de Zaldibar. Desde entonces, siguen sin ser descontaminados, y esa situación pone en grave riesgo la salud de las y los bomberos que utilizan estos camiones, ya que de sobra es conocido el daño que puede ocasionar el amianto. Por ello, la sección sindical de LAB en la Diputación Foral de Gipuzkoa ha interpuesto una denuncia en Inspección de Trabajo y ha registrado la información de esta situación en el registro de la Diputación, siguiendo el criterio del artículo 21 de la Ley 31/1996 de 8 de noviembre de Prevención de Riesgos Laborales; la correspondiente al “riesgo inminente y grave”.

En el caso de las y los bomberos de Bizkaia, los camiones que estuvieron el jueves en Zaldibar se encuentran precintados, después de serr limpiados. En el caso de Gipuzkoa, la Diputación no ha adoptado las medidas necesarias en una situación de grave riesgo. Tras interponer la denuncia en base al artículo 21, Inspección de Trabajo tiene ahora 24 horas para actuar.