Agentes sociales y sindicales de Euskal Herria han comparecido hoy en Bilbao para denunciar la decisión de liquidar las Cajas Vasca. Mediante un manifiesto han pedido a instituciones públicas vascas, partidos políticos, gobiernos, parlamentos, Diputaciones Forales y Ayuntamientos ha que adopten cuantas medidas políticas y legislativas sean necesarias para paralizarla.

Manifiesto contra la liquidación de las Cajas Vascas
REAS (Red de Economía Alternativa y Solidaria) – PAH Kaleratzerik ez! – EKA-OCU (Kontsumitzaile Elkartea) – Bilboko Auzo-Elkarteen Federazioa – Euskal Herriko Pentsionisten Plataformak – EZKER GOGOA – AHT Gelditu Elkarlana eta EHNE (Lehen Sektorea) – HIRU (Garraiolari autonomoak) – ELA – LAB – ESK – STEE-EILAS

Las Cajas Vascas-Kutxabank están siendo liquidadas como servicio público y obra social con el único objetivo de poner a disposición de futuros accionistas y especuladores los activos y el ahorro vasco acumulado tras largos años de existencia de las Cajas de Ahorro Vascas.

La bancarización y privatización de las cajas, la drástica reducción del control público y social de las mismas, la progresiva eliminación de la obra social y la política de expansión seguida, están destruyendo las posibilidades de generar una entidad financiera pública vasca.

Estas decisiones van a impedir gestionar el ahorro y el crédito en beneficio del conjunto de la sociedad de Euskal Herria, invertir en el desarrollo de un tejido productivo vasco socialmente eficiente o contribuir a generar inversiones sociales que, como la vivienda de alquiler, contribuyan a satisfacer el derecho básico a una vivienda digna.

Esta estrategia ha sido posible por las decisiones adoptadas en los propios órganos de dirección de las Cajas Vascas, y no se pueden eludir las responsabilidades de quienes las han tomado aludiendo, por ejemplo a cuestiones como la reforma del sistema financiero o el incumplimiento de los acuerdos.

En otros sitios, con las mismas reformas, las Cajas se mantienen y se han encontrado soluciones para mantener el control público y social de las mismas. Aquí también sería posible si se da marcha atrás al proceso seguido hasta ahora y se toman las medidas políticas y legislativas necesarias para mejorar el control público y social y defender el ámbito vasco de decisión.

Por todas estas razones, las organizaciones abajo firmantes demandamos a las instituciones públicas vascas, partidos políticos, gobiernos, parlamentos, Diputaciones Forales y Ayuntamientos que adopten cuantas medidas políticas y legislativas sean necesarias para:

Dar marcha atrás a la bancarización y privatización de las Cajas Vascas- Kutxabank reforzando el control público, el ámbito vasco de actuación, la inversión en Euskal Herria y el carácter social de dichas entidades.

Construir un sistema financiero público vasco que permita gestionar el crédito y el ahorro vasco en beneficio de las personas y de la sociedad.

Y con este objetivo vamos a impulsar una dinámica de interpelación y movilización para impedir la liquidación de las Cajas Vascas en beneficio de unos cuantos accionistas y especuladores.