Mientras la consejera de Economía y Hacienda del Gobierno de Navarra, Lourdes Goicoechea, comparecía ayer el el Parlamento de Navarra y a convocatoria del sindicato LAB, se realizó una concentración ruidosa en la que participaron decenas de personas.

El portavoz de LAB, Igor Arroyo, insto a mantener la movilización social en la calle ante los intentos de Madrid por sabotear la demanda mayoritaria de la sociedad navarra, expresada en la histórica manifestación que congregó el sábado a 35.000 personas: fin del régimen corrupto, convocatoria de elecciones y cambio de modelo.