En el congreso constituyente de la UIS de Personas Pensionistas y Jubiladas de la Federación Sindical Mundial, ha participado una delegación del Área de Pensionistas del sindicato LAB. La misma ha contribuido a ampliar los contenidos programáticos de la nueva Federación. La aportación del sindicato es relativa a los derechos de las personas mayores y pensionistas, igualdad de derechos y obligaciones entre hombres y mujeres. También se presentó y aprobó una resolución en pro de la libertad de Rafa Díez Usabiaga, encarcelado por el Estado Español por defender los derechos socialesy la paz en Euskal Herria.

Los días 4, 5 y 6 de febrero, se celebró en Barcelona el Congreso Fundacional de la “Unión Internacional de Sindicatos” (UIS) de Personas Pensionistas y Jubiladas de la FSM, a la que pertenece el sindicato LAB. En el Congreso

“La idea de reunir a las personas pensionadas y jubiladas en una Unión Internacional Sindical (UIS), ya no es un sueño, es un propósito que se ha hecho realidad con la voluntad de todas las personas presentes, ustedes, de la FSM y de todos los sindicatos que apoyaron esta iniciativa”.

Comenzamos este relato con las palabras de Gilda Chacón, representante del Secretariado de la FSM en el Congreso Fundacional de la UIS de Personas Pensionistas y Jubiladas, que junto con Quim Boix, miembro del consejo presidencial de la FSM, presidieron dicho congreso fundacional.

Si bien en cada país tenemos nuestros matices diferentes, podemos asegurar que en lo esencial sufrimos y/o padecemos las mismas problemáticas.

En todas las intervenciones se ha constatado la falta de referente global al desaparecer el bloque de países socialistas (URSS) que supuso, un fuerte debilitamiento de la FSM y una mayor extensión de un capitalismo más depredador e insaciable. También esto supuso un fortalecimiento del sindicalismo de concertación (antes CIOSL hoy CSI).

Pasado el bache, hoy, podemos decir que el sindicalismo de clase, la FSM, va recobrando la referencia clasista, intensificando su presencia a nivel mundial.

Se dice que para el año 2.050 habrá en el mundo mas de 3 mil millones de personas pensionistas y jubiladas.

Se constata aquí, en nuestro país, el envejecimiento de la población, y que poco a poco, con mentiras y argumentos demagógicos, nos quieren hacer culpables de la situación económica que han creado los siervos del sistema.
Así que el ministro de economía japonés les dijo a sus pensionistas, “ustedes viven demasiado, lo que nos lleva un gasto inmenso”.

Aquí no nos dicen eso no, aquí nos congelan las pensiones, nos aplican el “repago” de medicamentos. Más de 415 medicamentos, antes gratuitos, salen al mercado libre, amén de la inflación de los precios, que van en vía libre hacia arriba.

Con todo esto, se da la paradoja de que en los países desarrollados, el paraíso europeo, se amplía la edad para acceder a la jubilación y se reducen las pensiones con criterios puramente economicistas. Esto, después de dejar tu vida generando riqueza y plusvalía.

Mientras esto pasa aquí, en Venezuela, Ecuador o Bolivia adelantan la edad de la jubilación de 60 a 55. Para las mujeres, a los 49 años si tienen tres o más hijos. Otra situación destacable es la de Cuba donde la persona mayor, cuando deja de ser “productiva” para el sistema que tienen, atiende de modo integral a las personas, desde la transmisión de experiencias, hasta la ocupación del ocio.

Finalmente, como decía Gilda Chacon; “la constitución de esta UIS es la expresión de la continuidad de nuestra lucha, es expresión del respaldo de la FSM y sobre todo es voluntad de todas las personas pensionistas y jubiladas afiliadas a los sindicatos de clase de todo el mundo, es la expresión de la fuerza de nuestra organización contra el capitalismo, el imperialismo y todas aquellas políticas que están dirigidas a exterminar la rica y gloriosa historia del movimiento sindical clasista, de los trabajadores y trabajadoras que han construido con su esfuerzo nuestra sociedad y que al final de su vida laboral merecen el reconocimiento por su contribución al desarrollo económico de nuestros países”.