El miércoles, 28 de noviembre, se celebró en el Ayuntamiento de Donostia una reunión entre la responsable de Recursos Humanos del ayuntamiento y los sindicatos con representación en el mismo. Allí se espuso que el ayuntamiento respetará los acuerdos previamente pactados con la mayoría sindical y que el decreto del PP quiere modificar.

Acuerdos previamente pactados con la mayoría sindical

• No se amplía la jornada laboral.
• Se mantienen los días de vacaciones.
• Se mantienen las licencias por asuntos particulares.
• Se mantienen las licencias por antigüedad.
• Se respetan los actuales derechos sindicales y las prestaciones en situación de I.T. (baja).

Además se seguirán realizando las contrataciones laborales necesarias y no habrá amortización de plazas.

El ayuntamiento también clarificó su postura en lo que se refiere a la paga extra de navidad del 2012:
• se adelantará la nómina de diciembre al día 15 y se adelantarán seis meses las pagas extra de 2013.
• Se crea un fondo en 2012, donde se ingresará el dinero suficiente para poder efectuar un pago en 2014.
• Se informará puntualmente a la representación de los y las trabajadoras sobre su creación (en diciembre) y los ingresos que se efectúen en ese fondo (en 2012, 2013 y 2014).

El ayuntamiento considera que así se conseguirá que las retribuciones se apliquen en las fechas habituales y que no tendrá efectos sustanciales para los bolsillos. LAB pide al ayuntamiento que en este mismo año ingrese dinero en el citado fondo y que ejecute por lo menos parte del mismo en el 2013.

Queda por aclarar cómo podrá aplicarse la subida salarial pactada en marzo con la mayoría del Comité para este año.

Así las cosas, desde LAB valoramos positivamente el esfuerzo realizado por los responsables y técnicos municipales para NO APLICAR las medidas de recorte diseñadas por el gobierno español.

Pero del mismo modo solicitamos pasos más valientes en la NO ejecución de los recortes impuestos. Siendo conscientes que esta dinámica de planto contra las injerencias en el ámbito municipal requiere de un debate y un nivel de consenso entre diferentes agentes políticos, sindicales y sociales, el sindicato LAB reclama a todos agentes implicados, cada uno desde sus funciones y responsabilidades actuales (también desde el ámbito institucional), que no se dé ningún paso para aplicar dichas medidas.

En este sentido entendemos que la acción sindical de los respresentes de los trabajadores y trabajadoras tiene que tener por objetivo, por un lado, espresar el descontento existente entre los trabajadores y trabajadoras ante la ciudadanía y los responsables políticos; y por otro lado, generar las condiciones para crear los puntos de acuerdo suficientes entre los agente políticos, sindicales y sociales que estemos dispuestos a frenar las imposiciones venidas desde Madrid.