Pretenden que sean las Arcas Públicas, en lugar del propio Banco, quienes se hagan cargo del coste de algunas pre-jubilaciones. Un ex-Subdirector General puede estar implicado.
Desde LAB hemos presentado una denuncia ante la Delegación de Trabajo en Gipuzkoa para que se investigue sobre estas actuaciones de las que hemos tenido conocimiento y creemos que son irregulares. Exigimos que se actúe contra quienes han pretendido hacer fraude contra las arcas públicas y se les reclame devuelvan todas las cantidades que hayan podido percibir ilegalmente. Igualmente solicitamos se establezca el correspondiente control y seguimiento de todos los despidos que se hayan producido o se produzcan en el Banco Guipuzcoano y en los Bancos del Grupo Sabadell para que no puedan hacer fraude y por si existiera alguna responsabilidad.

De las informaciones que hemos recibido se puede deducir que el Banco Guipuzcoano está haciendo despidos fraudulentos para que algunos trabajadores y trabajadoras perciban el desempleo y así ahorrarle al Banco la parte correspondiente a lo que se percibe desde las arcas públicas. Mientras eso ocurre principalmente en puestos de "responsabilidad", a otros les ofrecen pre-jubilarse pero para ello les obligan a renunciar a su Complemento de Pensiones en la EPSV.

El Banco Guipuzcoano se encuentra en un proceso de absorción por el Grupo Sabadell tras la OPA que este Grupo puso en marcha el pasado año. Esta operación, según nos indicaron, supondría un "excedente" de 150 trabajadores y trabajadoras que, entre otras cuestiones, se realizaría a través de prejubilaciones.

Sin embargo, estamos comprobando que si bien algunos compañeros lo están realizando por esa vía, aun cuando las prejubilación supone aceptar la renuncia a su complemento de pensiones que tienen en la EPSV Gertakizun, al amparo de los derechos reconocidos en el Convenio Colectivo, al parecer existen alguna otras personas que están aceptando el despido fraudulento propuesto por la empresa. En esta práctica fraudulenta puede estar también implicado un antiguo Subdirector General, lo que sería aún más grave pues él ha sido el jefe máximo de Recursos Humanos en el Banco Guipuzcoano.

Hemos requerido una urgente actuación desde la Delegación de Trabajo para que comprueben cuántas personas han causado baja por despido en el Banco Guipuzcoano desde que el Grupo Sabadell puso en marcha la OPA, así como las circunstancias de los mismos, y comprueben todos sus extremos. Esperamos que se investigue en profundidad, no se permita este fraude y, de comprobarse, no solo se le exija devolver hasta el último céntimo, sino que se le castigue por el mismo.

Donostia, 12 de enero de 2011