Mientras los y las trabajadoras y sus representantes realizaban la marcha Laudio-Bilbo en defensa de sus puestos de trabajo, la empresa anunciaba a los medios de comunicación la presentación de un ERE de extinción que afecta a 139 personas.

Ante esta última maniobra LAB denuncia el talante mostrado por la Dirección de Guardian Llodio, así como, y después de ojear la documentación del ERE presentado, habiendo un reparto de dividendos de 67,8 millones de euros la argumentación de la empresa queda desmontada.

LAB reiteraen que no va a admitir ni un solo despido obligatorio en Guardian Llodio y anima a la plantilla a secundar e intensificar las movilizaciones para conseguir este objetivo y unas condiciones dignas para trabajadores y trabajadoras de la planta.»