El sindicato LAB felicita a los y las trabajadoras de Bridgestone porque después de 27 años y gracias a la recogida del 33% de firmas de la plantilla, el miércoles 21 de noviembre consiguieron realizar una asamblea general. Una asamblea a la que se ha opuesto siempre la mayoría del Comité de fábrica de Basauri y Usansolo liderado por CCOO y UGT.

El tema a tratar era el ERE de extinción que ha presentado la Empresa para despedir a 216 trabajadores y trabajadoras de las plantas de Basauri y Usansolo y acordar un calendario de movilizaciones para hacerle frente. La asamblea comenzó a las 18:00 horas, y después se procedió a votar las 2 opciones de movilizaciones.

LAB junto con ELA teníamos una propuesta, la cual retiramos porque la plantilla pidió unidad. El BUB, un sindicato independiente de fábrica, retiró también su propuesta y los que no cedieron fueron CCOO y UGT. Lo que votaba la plantilla era por un lado, la propuesta de CCOO y UGT y por otro, lo que demandaban los y las trabajadoras que era una fusión de todas las propuestas y por lo que apostó el sindicato LAB. La urna para votar estuvo abierta hasta las 23:30 horas, para permitir que debido a los cambios de relevo, todas y todos pudiesen votar.

UGT y CCOO se opusieron a realizar el recuento esa noche precintando la urna, argumentando que toda la plantilla no había votado. Todo aquel/a que quiso votar, pudo hacerlo porque para eso estaba convocada la asamblea general y lo que pretendían CCOO y UGT por medio de coacciones y amenazas es influenciar durante un día y medio a todo el personal que pudiesen, para sacar su propuesta adelante, haciendo con esto caso omiso a lo que demanda la mayoría de la plantilla, UNIDAD DE LOS TRABAJADORES/AS.

El viernes 23 de noviembre a las 15:00 horas procedió a realizar el recuento y por una diferencia de 25 votos salió la propuesta de CCOO y UGT, una propuesta desmovilizadora, que divide a la gente con sus planteamientos y actitudes, con un viaje fantasma a Bruselas acabando con este viaje su calendario de movilizaciones el día 26 de noviembre.

Desde LAB somos de la opinión de que están engañando a la gente, porque CCOO y UGT históricamente, todo lo acuerdan con la Empresa. Y muestra de ello es la paz social que firmaron alrededor del año 91.

El resto de Sindicatos vamos a seguir luchando por el mantenimiento de nuestra propuesta que va más allá del día 26 de noviembre, porque la respuesta hacia la Empresa para que retire el ERE de extinción tiene que ser contundente.

Plantearemos nuevas asambleas generales para recabar el apoyo de la plantilla.