LAB hace un llamamiento a los trabajadores y trabajadoras de las empresas públicas, así como a los trabajadores de la administración y sociedad en general, para que participen en la manifestación unitaria convocada por los comités de las empresas públicas que se celebrará el 4 de julio a las 17:00 de la tarde en Iruñea en "defensa del empleo y para garantizar los servicios que prestan las empresas públicas en la Comunidad foral".

El despropósito es mayúsculo. Durante dos décadas, UPN ha utilizado a las empresas públicas para enchufar a los suyos, percibir cuantiosas dietas y subcontratar servicios que debería dar la administración a empresas privadas; muchos cargos de UPN se han lucrado en el entramado de empresas públicas y lo siguen haciendo. Mientras tanto, los trabajadores y las trabajadoras de las empresas públicas han trabajado en peores condiciones que los empleados públicos: menos sueldo, más jornada, menos derechos…

Pues bien: ahora el Gobierno de UPN quiere que los trabajadores y trabajadoras de las empresas públicas paguen la factura de su festín de dietas y despropósitos. Argumenta que las empresas públicas tienen pérdidas; lo que no dice es que el principal objetivo de las empresas públicas, como el de la administración pública, no es generar beneficios sino garantizar servicios de calidad a la ciudadanía. Pero es que además, lo que oculta UPN es que todas las pérdidas que atribuye a las empresas públicas provienen de sus proyectos e inversiones megalómanas. El 73% de la deuda corresponden a SODENA, el 17% al bluf de la Ciudad Agroalimentaria de Tudela y el 10% al despropósito del Circuito de Los Arcos. Ejemplos todos ellos de que aquel mito de que la derecha sabe gestionar bien es una auténtica patraña.

La movilización de los trabajadores y trabajadoras de las empresas públicas ha dejado en evidencia la barbaridad que quiere perpetrar UPN. Y afortunadamente, los partidos de la oposición han tomado la iniciativa para tratar de frenarlo desde el Parlamento. Aplaudimos esta iniciativa, pero igualmente consideramos que la movilización sindical es y va a seguir siendo crucial para frenar los planes privatizadores de UPN.

En este sentido, LAB quiere expresar públicamente su crítica a la actuación de CCOO y UGT, que entre el viernes pasado y el martes de esta semana desconvocaron irresponsablemente la huelga convocada para hoy, dejando a los trabajadores y trabajadoras de las empresas públicas en la estacada. Queremos dejar claro que LAB ni comparte ni ha participado en esa decisión. Reiteramos que las huelgas y movilizaciones conjuntas de todas las plantillas de las empresas públicas es fundamental para revertir el proceso de desmantelamiento iniciado por UPN. Los resultados están a la vista: mientras que los despidos de CEIN se consumaron sin una reacción política y social, cinco días después de realizar paros de tres horas la oposición se ha unido en una iniciativa parlamentaria inédita. Por ello es incomprensible la dejación de CCOO y UGT. En el futuro hay que seguir con la vía de la movilización unitaria de todas las empresas públicas; la iniciativa parlamentaria no debe desmovilizarnos, al contrario, debe servir de acicate para hacer más y mejores movilizaciones.

En este sentido, queremos hacer un llamamiento a los trabajadores y trabajadoras de las empresas públicas, así como a los trabajadores de la administración y sociedad en general, para que participen en la manifestación unitaria convocada por los comités de las empresas públicas que se celebrará el 4 de julio a las 17:00 de la tarde. 

 

LAB SAREAN
{module[111]}