El pasado 5 de diciembre la Administración Concursal hizo entrega a todos los trabajadores y trabajadoras de la planta de ECOENERGIA NAVARRA de Artajona la notificación de despido. Los únicos representantes que no suscribieron el acuerdo fueron los representates de LAB en Ecoenergía Navarra, quienes, aun habiéndose hecho efectivos los despidos, anuncian que seguiran peleando por el mantenimiento de la planta y los empleos.

NOTA DE LOS TRABAJADORES Y TRABAJADORAS DE ECOENERGIA NAVARRA

«Queremos informaros de que el pasado viernes 5 de diciembre la Administración Concursal nos hizo entrega, a todos los trabajadores y trabajadoras de la planta de ECOENERGIA NAVARRA de Artajona, de la notificación de despido. Esta notificación viene precedida del acuerdo alcanzado entre la propia Administración Concursal y la mayoría de los representantes de los trabajadores que formaban la mesa de negociación (UGT y CCOO). Los únicos representantes que no suscribimos el acuerdo fuimos los de Ecoenergía Navarra (LAB) y el motivo no fue otro que la responsabilidad que tenemos, no ya sólo con los y las trabajadoras de la planta que se quedan en la calle sino con todo el pueblo de Artajona que tanto nos está apoyando y que con el cierre de la planta va a ver mermado gravemente su tejido industrial por no hablar del impacto negativo que ello también produce en su desarrollo agrícola y ganadero.

Por todo ello y a pesar de que ya se hallan hecho efectivos nuestros despidos vamos a seguir peleando por el mantenimiento de la planta.

En esta linea nos han informado que a día de hoy cuatro posibles compradores pugnan por quedarse con los activos del grupo de cogeneración Neoelectra. Al parecer, de los cuatro, tres se comprometen a la recolocación de todos los trabajadores y trabajadoras y a asumir la deuda. Por ello reivindicamos al Gobierno de Navarra que así como se comprometió en su día de palabra con nosotros y nosotras a la hora de defender la planta que lo demuestre haciendo un requerimiento firme a la Administración Concursal y al Juzgado Mercantil de Barcelona para que no acepten ninguna oferta de ningún comprador que no asegure el mantenimiento de la planta de Artajona y la recolocación de los trabajadores despedidos.»