El Comité de Empresa de Corrugados Azpeitia (LAB-ELA) valora positivamente la sentencia de TSJPV, pero llaman a no perderle el norte a la lucha, ya que con esto no se resuelve el conflicto. 

Valoración realizada desde el Comité (LAB-ELA) de la sentencia dada ayer a conocer sobre el ERE de extinción que la empresa Corrugados Azpeitia aplicó a 60 trabajadores

«Realizamos una valoración positiva de la misma ya que nos ha dado la razón a la denuncia que hicimos en su momento y hemos mantenido durante los 6 meses que llevamos de huelga. La empresa no quería negociar sino imponer. Esta sentencia deja muy claro que los conflictos hay que resolverlos mediante la negociación y no por la imposición, nos indica el camino que deben seguir las relaciones laborales en Corrugados Azpeitia.

Llevamos 6 meses de huelga en contra de las medidas que la empresa quiso imponer y, sin lugar a dudas, esta sentencia refuerza nuestros argumentos a favor de llegar a acuerdos. 6 meses de huelga contra un modelo de imposición.

Aún valorándola positivamente, no perdemos el norte de nuestra lucha. Somos conscientes de que con esto no se resuelve el conflicto. Si no hay acuerdo no hay solución.

No hay acuerdo si no se asume la voluntariedad como forma única de entender cualquier excedente, y es imprescindible un compromiso de la misma que garantice la continuidad de la actividad industrial para la plantilla.

Esta sentencia pone la resolución del conflicto en el punto de partida. Deseamos que la empresa, al igual que lo hacemos nosotros, haga una apuesta decidida por la negociación y que no desperdicie esta oportunidad que se ha creado.

Vamos por el buen camino, la lucha nos ha traído hasta aquí. Esta es una pequeña victoria conseguida por la firmeza de la lucha llevada por los trabajadores de Corrugados Azpeitia. Apostamos por la unidad y la lucha, luchamos por el futuro de nuestros puestos de trabajo, del futuro de nuestras familias, de Azpeitia.»