El Gobierno del PP aprobó el viernes la Reforma Financiera. La ciudadania, la clase trabajadora queda, una vez más, fuera de las necesidades del PP y son los banqueros, los empresarios y los recortes lo que priman. De esta manera, vuelven a castigar a la ciudadanía para beneficiar a los principales causantes de la crisis que padecemos.
Se intenta camuflan las medidas como una salida para ayudar al crédito, cosa que ponemos en serias dudas pues lo único que va a hacer es “sanear” los balances de las entidades financieras. Estamos convencidos y convencidas que con ello se pretende esconder la mala gestión, la especulación galopante que han realizado muchos banqueros y políticos a través de operaciones inmobiliarias que ellos han dirigido desde los Bancos y Cajas de Ahorro y que, ahora, quieren que paguemos entre todos y, en especial, a cuenta de recortar aportaciones a las Obras Sociales de las Cajas y del Patrimonio.

En lugar de exigir responsabilidades a los especuladores, se les pretende aceptar nuevos planes de “arquitectura financiera”, de limpieza de toda esa morralla que ellos mismos han generado pero sin que paguen sus responsabilidades.

Una vez más el PP se presta a “ayudar” a los de siempre, los banqueros, y serán los trabajadores y la ciudadanía quien tenga que cargar con las consecuencias de estas medidas mientras “ellos” se van de rositas. Una vez más el recorte de plantillas en el sector financiero se hará a través de ayudas públicas, esto es a través de EREs que ya han supuesto que muchos miles de puestos de trabajo se hayan perdido mientras, eso si, Bancos y Cajas continúan obteniendo enormes beneficios.

Esta es una nueva reforma al servicio del capital y en contra de la clase trabajadora. Debemos exigir responsabilidades a quienes son los responsables directos de esta crisis y que, ahora, gracias a estas nuevas ayudas todavía van a salir más reforzados.

Desde LAB queremos hacer esta breve pero contundente valoración de urgencia para que no se engañe a la ciudadanía y para que quede claro que solo es una ayuda más a quienes son los responsables de la actual situación.