Si bien es cierto que el acuerdo prorroga hasta diciembre de 2016 la actividad de la planta y se contemplan la salida de un número de trabajadores mediante fórmulas como las prejubilaciones desde los 55 años, salidas voluntarias incentivadas y recolocaciones, la empresa sigue manteniendo el cierre de la empresa a fecha de diciembre de 2016.

Es decir, el preacuerdo suscrito por la dirección UGT y CCOO avala el cierre de ICF Burlata de forma diferida, en concreto, en tres fases ( Abril de 2015, Diciembre de 2015 y Diciembre de 2016).

Por ello, y en vista que el objetivo de la lucha desarrollada por los trabajadores/as de Faurecia y del sindicato LAB estas últimas semanas, ha sido el mantenimiento de la actividad laboral de la planta y que el acuerdo no deja posibilidad alguna a la continuidad de la misma, LAB no va a traicionar dicho objetivo y no va suscribir dicho acuerdo, pues implica acordar desde hoy el cierre de ICF.

Seguimos creyendo factible, si existiera voluntad, la posibilidad de llegar a un acuerdo manteniendo la actividad de la planta.