En marzo participó activamente para despedir a 49 trabajadores en Sunsundegui y ahora vuelve a la carga al servicio de la multinacional Faurecia. 

Con la rueda de prensa de hoy sobre Faurecia, Lorenzo Ríos ha protagonizado uno de los episodios más vergonzosos de la Unión General de Trabajadores (UGT) en Navarra. La última vez que tuvimos oportunidad de ver en acción a Lorenzo Ríos fue en Sunsundegui, cuando impuso un “Acuerdo” con SODENA (UPN) mediante el que se despedían a 49 trabajadores. Uno de esos trabajadores despedidos era Jabi Paniagua, vecino de Altsasu, que inmerso en una situación de desarraigo y crisis vital, se quitó la vida la semana pasada. Parece que a Lorenzo Ríos le importa un comino la suerte de ese y de todos los despedidos, puesto que ahora vuelve a aparecer en escena en Faurecia con la misma prepotencia.

Lorenzo Ríos ha mentido como bellaco al afirmar que la huelga está teniendo un seguimiento minoritario. La huelga está teniendo un seguimiento del 75% en el taller, que es donde se han producido los despidos. Invitamos a la empresa y a UGT a que organice una jornada de puertas abiertas para que los medios de comunicación puedan cuantificar la gente que está trabajado.
Mentira más burda aun es aquello de que “el 80% apoya la propuesta de UGT y CC”, argumentando la existencia de un escrito con firmas. La realidad no tiene nada que ver con las falacias de Ríos. Los encargados se dedicaron a recoger firmas entre la plantilla bajo amenaza implícita de despido. Nadie ha visto esas firmas: Lorenzo Ríos dice que eran 193, a pie de planta la empresa dijo que eran 120, es decir, menos de la mitad de la plantilla. Pero en cualquier caso, lo que se pedía en ese escrito era que se negociara, y eso es precisamente lo que hicieron todos los sindicatos el miércoles de la semana pasada, negociar con la empresa en el Departamento de Trabajo durante toda una tarde y parte de la noche. El problema es que la empresa no quería hablar de la readmisión de los despedidos bajo ningún concepto, imposibilitando cualquier acuerdo. A pesar de ello, y de ser minoría en el Comité, UGT y CC firmaron un preacuerdo vergonzoso, que acepta los 11 despidos. La entrada en escena de Lorenzo Ríos nos confirma que UGT ha sido copartícipe desde el principio en la estrategia de matonismo patronal de Faurecia.

El hecho es que el día siguiente a la escenificación del preacuerdo UGT-CC-Empresa, comenzó la huelga indefinida y la gran mayoría del taller secundó la postura de LAB y ELA, sumándose a la huelga a pesar de las amenazas. Ahora, como no ha conseguido evitar la huelga, la empresa, con el indigno esquirolismo activo de la UGT, está utilizando la mentira, la amenaza y el chantaje para tratar de doblegar a los trabajadores y trabajadoras. Ayer Empresa, UGT y CC sacaron bajo amenaza a trabajadores de oficinas y a encargados para participar en una contraconcentración en la planta, al más puro estilo de la Plaza de Oriente, en un acto inusitado que indica su nivel de degeneración.

Otra mentira filtrada a los medios de comunicación: según ha recogido Diario de Navarra, el comité de empresa de VW retiró el apoyo a la manifestación convocada para este jueves. Esto es rotundamente falso, no ha habido ninguna reunión ni ninguna gestión del Comité en ese sentido, y de hecho el acuerdo del Comité de VW se produjo el jueves, cuando UGT ya había firmado el preacuerdo con la empresa y cuando ya había comenzado la huelga de Faurecia.
 

LAB sarean
{module[111]}