Desde el colectivo de trabajadoras de limpieza De Nafarroa queríamos mostrar nuestra disconformidad respecto al recorte presupuestario que se prevee en partidas de limpieza tanto desde el Parlamento de Navarra como el Ayuntamiento de Iruña, recorte que repercutira tanto en la calidad del servicio en sí, como en los puestos de trabajo y condiciones laborales. 

Si bien es cierto que nadie cuestiona la necesidad de nuestro servicio somos otro de tantos colectivos altamente feminizados de la sociedad navarra que se invisibiliza constantemente. A día de hoy se nos exige calidad, rapidez y eficacia, pero se obvia que el empeoramiento de nuestras condiciones laborales hace imposible una prestación adecuada.Los recortes que hemos experimentado en estos últimos años han tenido gran repercusión en nuestro día a día, lo que antes se esperaba que se realizara en 8 horas ahora nos lo exigen en muchas menos Y sin rechistar, porque nos dicen que estemos contentas, que con la que esta cayendo, suerte que tengamos trabajo. ¿Mayor y mejor limpieza con menos personal y horas? Ya nos gustaría que nos demostraran como se lleva a cabo algo así sino es a costa de nosotras mismas, de nuestro esfuerzo y nuestra salud.

Ante una situación que considerábamos poco más que extrema no cabían más recortes pero parece que no es esa la valoración que hace Barcina y las y los suyos. Dentro de las partidas presupuestarias para el próximo año se prevee un recorte de 20 por ciento en los presupuestos del ayuntamiento de Pamplona y un 40 por ciento de los presupuestos en el Parlamento de Navarra. Recortes que supondrán la eliminación de mas puestos de trabajo y el empeoramiento de nuestras ya precarias condiciones laborales. Recorte que deja en entredicho la necesidad de un servicio como el nuestro ya que con estas cifras es imposible que esperen que se garantice con la atención que merece.

El colectivo de limpieza es otro de los tantos al que se le dice que la situación que padecen es inevitable, al que se le habla de apechugar entre todos y todas. Que no nos engañen! Desde el Gobierno de Navarra hablan y hablan de ajustes y de eficacia para esconder decisiones con claros intereses partidistas. Hay muchos modos de enfocar el ingreso y reparto de recursos, el suyo no es más que uno de ellos, muy alejado de los intereses de la sociedad navarra.

Hablan de austeridad pero evitan cualquier debate de reforma fiscal puesto que no les interesa que se sepa y mucho menos se corrija que únicamente son los bolsillos y las condiciones laborales de la clase trabajadora los que se explotan para poder paliar una situación económica que evidencia más lo que ya sabíamos, la injusticia de su gestión y su modelo político y económico.

Hablan también de ajustes pero no así de reparto de dinero que se supone público. Mientras nos aseguran que no se puede cuestionar el altamente deficitario circuito de Los Arcos o el Tren de Alta Velocidad nos recortan partidas que repercuten en derechos básicos y en las condiciones laborales de los y las trabajadoras que día a día se dejan la piel en servicios que como los de limpieza, son totalmente necesarios para la sociedad.

Ante este panorama urge el movilizarse, decir alto y claro que ya no nos tragamos los argumentos de partidos como PP, UPN y PSN. Desde el colectivo de trabajadoras de limpieza debemos también mostrar nuestra disconformidad, que no intenten mantener sus intereses a costa de nuestra precariedad, de nuestra carga de trabajo extra, de nuestra incertidumbre laboral. Que su ineficacia y su injusticia la saneen ellos y ellas.!