El primer día de huelga convocado para este mes de Julio en la empresa Formica de Galdakao ha contado con el respaldo del 100% de los trabajadores y las trabajadoras, y la planta se ha encontrado totalmente cerrada desde primeras horas de la mañana.
Desde las 5:00 de la mañana se ha concentrado la plantilla a las puertas de la fábrica sin que haya hecho falta la realización de piquetes informativos puesto que ni tan siquiera los directivos de la misma han tratado de asistir a sus trabajos. Con posterioridad la movilización se ha trasladado a Bilbao, más concretamente a las inmediaciones del museo Guggenheim y el puente la Salve desde el cual se han colgado dos pancartas gigantes con lemas en ingles y euskera contra el cierre de Formica.

Se ha optado por realizar dicho acto en este emplazamiento ya que el revestimiento del puente de la Salve esta realizado en Formica y es utilizado por la compañía como emblema publicitario. En esta movilización han participado alrededor de 250 personas entre trabajadores y familiares de estos.

Por la tarde están previstas una coche caravana por los pueblos de la zona y una manifestación que comenzara a las 7:00 de la tarde desde la propia entrada a la empresa y que se dirigirá a Galdakao para recorrer sus calles y finalizar frente al ayuntamiento en el que se dará lectura a un comunicado.

Las movilizaciones continuaran durante los siguientes días. Mañana se realizaran acciones de propaganda e información y para el martes que viene, día 17, esta convocado el segundo día de huelga en el cual esta previsto ir a concentrarse frente a la sede del Gobierno Vasco en Bilbao, a quien se le exige tome partido en esta cuestión e impida que se impongan los intereses económicos de una multinacional a costa de destrucción de empleo y empeoramiento de las condiciones de trabajo.