La nueva adjudicación de la limpieza de gran parte del Hospital de Basurto a una nueva empresa privada, mantiene un sistema mixto privado-público ni entendible ni aceptable.

Definitivamente conocemos el nombre de la empresa a la que se le adjudica por 12 millones de euros más IVA la limpieza durante dos años del Ambulatorio de Txurdinaga y parte del hospital de Basurto. A nosotros y nosotras, como parte del hospital de Basurto y a sabiendas de que Osakidetza gestiona una cuarta parte de la limpieza del hospital, nos cuesta entender cómo teniendo una jefatura de limpieza propia de Osakidetza y unos gestores también de Osakidetza sea más barato que una empresa externa haga tres cuartas partes del trabajo y además saque un porcentaje de beneficio de esos doce millones de euros. Así planteado, nos atreveríamos a decir que el beneficio de dicha empresa es directamente proporcional a la incompetencia del equipo de gestión y jefatura de Osakidetza. Si no es así, es que existe otro motivo para duplicar jefaturas y directivos, ¿cuál?

Garbialdi se marcha del Hospital de Basurto y una Unión Temporal de Empresas entra a obtener beneficio de la sanidad pública. Estos dos próximos años Osakidetza entregará beneficios a Ferroser y Ansareo. Da igual si usted encuentra ejemplos de mala praxis de estas empresas, nosotras le aseguramos que obtendrán beneficios muy profesionalmente en tiempo de recortes.