Las trabajadoras de las contratas de limpieza de Osakidetza de LAB dieron comienzo ayer a una campaña de protestas a favor de un convenio sin recortes. Ayer realizaron concentraciones por la mañana y por la tarde y hoy se han encadenado en la puerta de la Dirección de Txagorritxu para solicitar que Osakidetza medie en el conflicto.

Tras varios momentos de tensión han logrado que les reciba el Director económico de Txagorritxu al que han informado de la situación por la que atraviesan. Las trabajadoras han anunciado que continuarán con las movilizaciones todos los días tanto por la mañana como por la tarde y no descartan otro tipo de actos reivindicativos.

Por su parte, han dado a conocer que la empresa Garbialdi, concesionaria de la limpieza de Txagorritxu, amenaza continuamente a las trabajadoras con sanciones, para evitar que reivindiquen sus derechos.

CONTRATAS DE LIMPIEZA DE OSAKIDETZA EN LUCHA
Con el anterior convenio y tras una dura lucha, conseguimos la homologación de nuestras condiciones de trabajo con las del personal de Osakidetza.
En los años siguientes a la firma del convenio, se vinieron dando diversas modificaciones en los derechos laborales de los trabajadores y trabajadoras de Osakidetza pero estas modificaciones no se reflejaron en nuestro convenio porque suponían una mejoría de condiciones.

En los últimos años en cambio, las modificaciones que se están dando acarrean recortes y más recortes y en este caso las empresas concesionarias de la limpieza, GARBIALDI y MASTERCLIN en Araba, están aplicando estas modificaciones cosa que cuando eran beneficiosas para el personal, no las aplicaban.
Ahora van un paso más allá y aprovechando que hay que volver a negociar el convenio puesto que ya acabó la vigencia del anterior, quieren que firmemos en el convenio la aceptación de todos los recortes habidos y por haber.

Una cosa es que nos apliquen de manera unilateral todos los recortes y otra cosa muy distinta es firmarlos, acatarlos y aceptarlos. Nos quieren quitar el derecho a luchar y a movilizarnos contra las medidas con las que no estemos de acuerdo.

Saben que podemos perder el convenio el próximo 7 de julio y se aprovechan de ello para chantajearnos. O firmamos los recortes o no hay convenio.

Hemos solicitado una reunión con el Departamento de Sanidad del Gobierno Vasco para informarle de la situación y pedirle que intermedie para poner fin a este conflicto.

Es responsabilidad de Osakidetza que el dinero público que se destina para el servicio de limpieza, se invierta en la calidad del servicio y no en aumentar el margen de beneficios de unas empresas privadas. Osakidetza tiene que exigir a las empresas que garanticen y mantengan los derechos laborales conseguidos hasta la fecha por las trabajadoras y trabajadores, y que si no se respetan estos derechos, se optará por otra empresa que sí los garantice.

POR UN CONVENIO SIN RECORTES

 

 

LAB SAREAN
{module[111]}