La Reforma Laboral supone un ataque frontal a las condiciones laborales de la clase trabajadora.

Supone además una desregulación de la negociación colectiva y un ataque a los convenios permitiendo, mediante la unilateralidad, que el empresario obligue a pactar en la empresa, condiciones por debajo del provincial y cuando lo estime oportuno también descolgarse de las condiciones pactadas.

El paquete de medidas recogidas en la reforma, nos lleva a una situación de suma gravedad y se hace necesaria una respuesta acorde a la envergadura del ataque.
La Huelga General del próximo 29 de Marzo va a ser un punto de inflexión en este escenario. 

Es en este contexto donde el sindicato LAB ha decidido suspender hasta nuevo aviso su participación en las mesas de negociación a nivel de herrialde.

De esta forma, LAB inicia un periodo de reflexión que utilizará para elaborar alternativas. No nos resignamos ante la imposición y cuando volvamos no lo haremos para dar cobertura a un espacio de negociación totalmente bloqueado, ni para dar por buenos los efectos de la reforma.

  Lan erreformak langileriaren lan baldintzen kontrako eraso bortitza suposatzen du.

Negoziazio kolektiboarekiko ez-erregularizazioa eta hitzarmenekiko erasoa suposatzen du. Aldebakarrekotasunaren bidez, enpresarioak enpresa hitzarmena sinatzea behartuko du, herrialdeko hitzarmenaren baldintzen azpitik. Eta hala nahi duenean, adostutako baldintzak bertan behera utz ditzake.

Erreforman bildutako neurriek egoera larrirantz eramaten gaitu eta erasoaren neurriko erantzuna artikulatzera behartzen gaitu.

Eszenatoki honetan Martxoak 29ko Greba Orokorra inflexio puntua izango da.
Testuinguru honetan, LAB sindikatuak herrialde mailako negoziazio mahaietan bere parte hartzea etetea erabaki du.

LABek hausnarketa epea irekiko du, alternatibak proposatzeko. Inposaketaren aurrean ez dugu etsiko. Erabat blokeatua eta erreforma praktikara eraman nahi duen negoziazio espazioari ez diogu babesa eskeiniko.