La decisión adoptada deprisa y corriendo por los compromisarios no era una decisión más sin importancia. Las asambleas han tomado la decisión trascendental de abrir la puerta de par en par a la liquidación las cajas vascas para poner en bandeja los ahorros de la ciudadanía vasca al servicio de la gran banca multinacional y para beneficio de sus accionistas y especuladores. 
Han decidido privar a la pequeña y mediana empresa vasca, autónomos, profesionales, trabajadoras y trabajadores y necesidades sociales de un instrumento fundamental para salir de la crisis.

Son asambleas ilegítimas en la que hoy la realidad política, institucional y social no está presente; decisiones de este calado necesitan el consenso político, sindical y social y este no se ha ni siquiera intentado. Ejemplo, ¿como puede considerarse democrático que Hamaika Bat tenga más votos en la asamblea que cargos electos?

PP y PNV están actuando en las Cajas Vascas como un lobby en defensa de los intereses de la banca española o multinacional; lo hicieron al comprar la BBK Caja Sur la caja de la iglesia andaluza y lo han hecho imponiendo sin ninguna necesidad la liquidación de las cajas vascas.

El PSE más allá de frases y circunloquios electorales está de acuerdo con la operación aunque sólo sea por eso de la reciente condonación de deudas de partido con la BBK.

Nos extraña sobremanera, bueno a decir verdad esto sucede con demasiada frecuencia, el voto favorable de CCOO. A ellos sólo tenemos una pregunta que hacerles tras comprobar que una vez mas y a la hora de la verdad siempre terminan del lado de los mismos, tanto en materia de pensiones, como de centralización de la negociación colectiva o en las políticas de estado.

¿Para esto quiere CCOO la unidad sindical que de boca para afuera proclama?, ¿Para hacer causa común con el lobby PP-PNV? O para realizar en Cajas Kutxabank el papelón que sus consejeros desempeñaron y desempeñan en Caja Madrid, Bankia etc.?

CCOO o apuesta realmente por hacer una estrategia en defensa de los intereses de las trabajadoras y trabajadores vascos con todos los riesgos o siguen jugando a dos aguas y la ambivalencia en beneficio de los intereses de la patronal y el lobby financiero. Es su decisión.

En cualquier caso LAB vamos a seguir peleando para, evitar que nuestros ahorros terminen en manos de especuladores y accionistas, crear un sistema financiero público vasco, defender la obra social y los puestos de trabajo y evitar la pérdida de empleo derivada de la venta a precio de saldo de las Cajas-Kutxabank.

Esta es una pelea que habrá que compartir entre trabajadoras y trabajadores y usuarios ya que todas y todos nos vamos a sentir afectados negativamente por estas decisiones.