El proyecto ultraliberal necesita del racismo y de la xenofobia para sobrevivir. El recorte en derechos y prestaciones, las políticas que provocan desempleo y precariedad, y la desprotección a la que se encuentran sometidas cada vez sectores más amplios de la clase trabajadora hacen de la promoción del racismo y la xenofobia su principal arma de justificación y cobertura. LAB hace un llamamiento a participar el próximo 23 de marzo, a las 17,00 horas, a la marcha entre Irun y Hendaia que la iniciativa Anitzak ha organizado para denunciar las políticas migratorias, y sus consecuencias.

Euskal Herria está sufriendo decisiones políticas y económicas que imponen la austeridad para la mayoría y aseguran a la minoría financiera y empresarial mantener sus tasas de ganancia. Los Gobiernos de Gasteiz e Iruñea participan de esta misma política, sumisa a Madrid y al capital transnacional.

En un lado de la moneda, con sus medidas están castigando al conjunto de la población a través de presupuestos antisociales, desmantelamiento de servicios públicos, aumento de la pobreza y desigualdad,… En el otro, se muestran pasivas frente a las actuales políticas migratorias que niegan derechos a las personas, tan básicos como el de la atención sanitaria; incrementan la acción represiva y criminalizadora; permiten la explotación en la economía sumergida que se ceba especialmente contra las mujeres; reducen presupuestos que impiden la promoción de la convivencia, la diversidad y la igualdad de derechos en Euskal Herria. Y entre tanto, tenemos que denunciar expresiones racistas que azuzan el miedo y la ignorancia: rumores, prejuicios, requisitos restrictivos, acusaciones criminalizadoras,… que aprovechan la vulnerabilidad social de miles de personas que viven en nuestro pueblo.

El racismo y la xenofobia puede adquirir tonos más o menos agresivos. Es preciso redoblar la atención y las energías para frenarlo, y sobre todo para no equivocarnos de enemigo. En estos momentos, quienes vivimos en Euskal Herria, aún siendo gentes de procedencia diferente, tenemos en común los mismos retos, los mismos intereses y las mismas peleas.

Entre todos y todas tenemos que construir un nuevo modelo económico y social en nuestro pueblo. Un modelo que supere el actual marco político negador de nuestra capacidad de decisión y que nos impone leyes de extranjería racistas. Un modelo que nos permita asegurar los derechos y la igualdad de oportunidades con un reparto justo del trabajo y de la riqueza. Un modelo que promueva la convivencia, la solidaridad y la diversidad en la construcción de Euskal Herria.

Con motivo, del día contra el Racismo y la Xenofobia, LAB hace un llamamiento a participar el próximo 23 de marzo, a las 17,00 horas, a la marcha entre Irun y Hendaia, que la iniciativa Anitzak ha organizado para denunciar las políticas migratorias, y sus consecuencias, impuestas por España y Francia.

Euskal Herria, 21 de marzo de 2013 

 

LAB SAREAN
{module[111]}