Ayer se cumplió un año desde que la solvente empresa Ormazabal sita en Igorre y perteneciente al grupo Velatia despidiera a 5 trabajadores y trabajadoras. Según la dirección de la empresa era necesario tomar medidas ante la situación de bajada de pedidos que estaban sufriendo. Esta fue la medida más sangrante, pero también fue acompañada de un ERE de suspensión para el resto de los trabajadores.

Sin embargo, la contratación que ha tenido la empresa este último año ha sido mucho mayor que años anteriores. Esto es más grave aún si tenemos en cuenta que ni la contratación eventual realizada, ni las horas extras impuestas por la empresa han sido suficientes para poder sacar la producción.

Mientras tanto, dos de las personas despedidas ahora hace un año se siguen movilizando en frente de la dirección económica de la empresa, (esta sita en Zamudio). Y ayer todos los delegados de LAB de todo el grupo empresarial nos movilizamos una vez más para mostrarles nuestro apoyo y exigir su readmisión. Readmisión que es necesaria porque tenemos una importante carga de trabajo sin cubrir.

La actitud de la empresa solo responde a la cabezonería de querer demostrar de que ella puede y es capaz de hacer lo que quiera de la vida de las personas, y más cuando el despido está más barato que nunca.

Es por esto que exigimos la inmediata readmisión de las dos personas que un año después siguen peleando en defensa de su trabajo.