El pasado martes, 11 de junio, la representación sindical de Iketz (5 delegados de LAB), en Abadiño, firmó un acuerdo con el nuevo inversor. El acuerdo, con vigencia hasta el 2016, contempla que no habrá despidos en los tres primeros años, garantiza el cumplimiento de la bolsa de empleo para los y las trabajadoras que no empiecen a trabajar inmediatamente durante 4 años y se blinda ante la reforma laboral.

Valoración de LAB

LOS Y LAS TRABAJADORAS DE IKETZ FIRMAN UN ACUERDO CON EL NUEVO INVERSOR

Ayer, 11 de junio a última hora de la tarde, la representación sindical de Iketz (5 delegados de LAB),en Abadiño, firmaron un acuerdo con el nuevo inversor.

Tenemos que recalcar que no estamos contentas y contentos; el IKETZ que conocíamos hace un año a desaparecido, del mismo modo que la mayoría de los puestos de trabajo; ya que de los 100 puestos de hace un año, y los 60 actuales, en breve pasarán a ser tan sólo unos 15.

La mala gestión que han realizado los socios durante años, les ha enriquecido; y ante una situación tan grave cómo esta, las leyes actuales les han dejado impunes de culpa. Y, como siempre, están siendo los y las trabajadoras los que están viviendo este verdadero infierno.

Sin embargo, el sindicato LAB queremos recalcar que nos sentimos orgullosos y orgullosas, como siempre lo hemos hecho, de la plantilla de IKETZ. Son un ejemplo de lucha y compromiso. Son el tipo de trabajadores y trabajadoras que necesita Euskal Herria para una revolución social. En todo momento han demostrado su compromiso de lucha, la firme convicción de defender sus derechos laborales; y en situaciones tan graves como las vividas, muchas veces no es fácil.

Han conseguido firmar un acuerdo, con vigencia hasta el 2016, con el nuevo inversor, un acuerdo que se centra en:

– la garantía de empleo: no podrá despedir a nadie en los primeros 3 años y, a partir de ese periodo, si alguien fuera despedido o despedida tendrán derecho a una compensación económica hasta el 10º año.
– la garantía de cumplimiento de la bolsa de empleo durante 4 años: donde permanecerán todas las personas que no empiecen a trabajar de inmediato, e irán entrando a trabajar de manera escalonada y con los mismos derechos y condiciones que los que estén desde el principio, sin que se les pueda despedir hasta finales del diciembre del 2015 y con una clausula de obligado cumplimiento de dicha bolsa.
– Además, de blindaje a la reforma laboral: imposibilidad de inaplicación de las condiciones de trabajo, arbitraje voluntario, y ultraactividad.

En esta grave situación los y las trabajadoras de IKETZ han dado una lección a todos y todas aquellas personas que se han negado a luchar. Han recibido presiones y amenazas telefónicas, carteles diciendo que su único objetivo era cerrar la empresa y mandar a todos y todas a la cola del INEM, y la constante amenaza de cierre de la empresa; y se han mantenido firmes. Y hay que resaltar que mediante la lucha se ha conseguido este acuerdo.

Tampoco estamos contentos por no haber podido conseguir este mismo acuerdo para Fundiciones San Eloy (empresa del mismo grupo y en el cual LAB es minoría). Nos parece vergonzoso e inaceptable el papel de algunas personas y los sindicatos ELA y CCOO en todo este proceso. Desde SanEloy, no contentos con arrodillarse ante el nuevo inversor, han querido impedir que la plantilla de IKETZ luchara por sus derechos. La afiliación y representación sindical que tiene LAB en esa empresa, lo ha pasado tan mal por la actuación y presión de sus compañeros, como por la amenaza de cierre y poder verse en la calle. Pero ante todo eso, se han mantenido firmes ante el derecho que tenían los y las trabajadoras de IKETZ a luchar.

La diferencia entre lo ocurrido en IKETZ, con lo que ocurre en SanEloy, es que en el primero, en todo momento, se han defendido como grupo de trabajadores, en vez de querer salvarse cada uno su puesto, como ha ocurrido en la empresa de Elorrio (San Eloy). Y la conclusión es clara, en IKETZ se queden quienes se queden y también los de la bolsa de trabajo, tendrán unos mínimos derechos reconocidos y en SanEloy, se han vendido. Lo más grave de todo es el aval de ELA y CCOO sindicatos hacia este comportamiento egoísta e individualista.

Terminamos, haciendo hincapié en que este proceso no ha finalizado. Este viernes, día 14 de junio, finaliza el periodo de consultas del ERE de extinción. Por el cual en IKETZ pasarán de ser una plantilla de 60 a alrededor de 13; y en San Eloy de unos 124 a 55 personas.

TENEMOS MUCHO QUE HACER Y MUCHO QUE LUCHAR!

 

 

LAB SAREAN
{module[111]}