Cuando ha pasado más de mes y medio desde la última reunión de la mesa, hoy hemos asistido a una torpe representación teatral de la patronal para intentarnos hacer cree que debido a un error burocrático, la reunión de hoy no ha podido desarrollarse. Supuestamente, el documento que UGT y CCOO que anunciaron en la última reunión y que posteriormente enviaron al presidente de la mesa para su distribución al resto, no ha llegado al representante de APNEM. Esto ha servido de excusa para que después de mes y medio, la reunión de la mesa quede pospuesta hasta el 27 del presente ya que ambas patronales ANEM y APMEN no ha consensuado la respuesta a tal documento. No nos creemos que durante este tiempo no haya existido comunicación entre ambas patronales.

 

El citado documento de CCOO y UGT contiene elementos de aproximación a las tesis que defiende la patronal, que consecuentemene conlleva la aplicación de la reforma laboral del PP en lugar de enfrentarse a ella intentando neutralizarla. La Patronal es consciente del terreno de juego en el que está jugando y ante la falta de oposición y presión por parte de las fuerzas sindicales mayoritarias en la mesa, se permite el lujo de gestionar los tiempos y dilatar la negociación con excusas baratas. Sabiendo que el tiempo es un factor que corre en contra de los trabajadores y trabajadoras del sector.

 

LAB ha apelado y seguimos apelando a la unidad sindical para neutralizar la reforma laboral, tanto a nivel sectorial como confederal, tanto en Nafarroa como en el conjunto de Euskal Herria. Llamamiento que hasta el momento ha caído en saco roto puesto que parece que existen otro tipo de intereses distintos a los de frenar el ataque a la negociación colectiva. No cejaremos en nuestro empeño y denunciaremos en el ámbito de este y de cualquier convenio, todo aquello que suponga cesión de los derechos conquistados durante décadas.