3 compañeras y compañeros de LAB han sido juzgados hoy en Barakaldo por la acción sindical de protesta del pasado 18 de mayo en la que se denunciaba la vulneración de derechos y de libertad de expresión de la sección sindical de LAB en IKEA. En el juicio que ha quedado visto para sentencia, la petición de la acusación ejercida por el abogado de IKEA a ascendido a más de 27.000 euros a los 3 militantes de LAB por daños y perjuicios a su imagen.


Junto con la rueda de prensa y concentración que han tenido lugar frente a los juzgados de Barakaldo se ha escenificado un funeral "por la libertad de expresión en IKEA". Una puesta en escena crítica e irónica que tiene como objeto denunciar la situación que están sufriendo en la planta de Barakaldo.