2024-06-15
HomeOharrakNazioarteaHuelga General en Galicia el 29 de marzo

Huelga General en Galicia el 29 de marzo

Tras analizar en la Conferencia Nacional celebrada en Santiago de Compostela la situación sociolaboral actual, la Confederación Intersindical Galega decide convocar una jornada de huelga general en Galicia para el día 29 de marzo.
El día 7 de febrero se celebró en Santiago de Compostela una Conferencia Nacional de la CIG, en la que alrededor de 400 cuadros sindicales de todas las estructuras sectoriales y territoriales de la Central Sindical debatieron el contexto político sindical y laboral y las alternativas frente a la crisis.

La conferencia, que se prolongó durante toda la jornada, sirvió para profundizar en el análisis de la situación sociolaboral actual y del avance de la capacidad organizativa de la propia Confederación. Las conclusiones, recogidas en un documento final, marcarán el camino del trabajo a desarrollar nos próximos meses.

Entre las decisiones tomadas destaca la convocatoria de una jornada de huelga general nacional en Galicia para la última semana del mes de marzo. La decisión se adoptó prácticamente por aclamación, registrándose siete abstenciones.

Para la CIG, las movilizaciones sociales son una necesidad y la única manera de mostrar el rechazo a las políticas que están aplicando la Unión Europea y el Estado español. Políticas injustas y equivocadas: injustas porque cargan las consecuencias de la crisis económica sobre la mayoría social, la clase trabajadora; y equivocadas porque no sirven para recuperar la economía y los niveles de empleo. Bien al contrario, las medidas adoptadas están provocando más desempleo y un incremento de la precariedad, de la desigualdad social y de la pobreza. Frente a esto, la CIG apuesta por convocar una huelga general nacional gallega para la última semana de marzo. La fecha definitiva sería consensuada con las organizaciones sindicales que decidan sumarse a la movilización.

Suso Seixo, Secretario General de la CIG, indicó que trasladarán la propuesta a todos los sindicatos que operan en Galicia, y a las distintas organizaciones sociales y políticas gallegas. Asimismo, Seixo explicó que la huelga persigue también dar una respuesta contundente a las próximas reformas laborales anunciadas polo Gobierno español del PP. “Tampoco debemos de olvidar que han previsto aprobar en el mes de marzo los Presupuestos Generales para 2012, que contemplarán importantes recortes del gasto público ya que pretenden reducir el déficit en 40.000 millones de euros”, comentó.

Finalmente, se mostró muy crítico con los pactos alcanzados entre el sindicalismo español y la patronal ya que, en su opinión, suponen una pérdida de derechos y la desmovilización de la clase trabajadora. “También suponen una derrota en el campo ideológico porque secuestran el debate sobre un nuevo modelo económico y social más justo, solidario y al servicio de la mayoría social”.
El 17 de febrero, el Secretariado Nacional de la CIG, dando cumplimiento a los acuerdos de la Conferencia Nacional del 7 de febrero, fijó la fecha de la Huelga General en Galicia para el 29 de marzo.

Así lo comunicó el secretario general, Suso Seixo, quien explicó que para tomar esta decisión se tuvo en cuenta que durante el mes de marzo entrarán a debate, en el Congreso, la reforma laboral y los Presupuestos Generales del Estado y que para esa misma fecha, también convocó huelga general la mayoría sindical vasca.

Seixo, que compareció en rueda de prensa acompañado por el secretario confederal de Comunicación, Francisco Miranda Vigo, explicó que la CIG mantuvo reuniones con CCOO y UGT para intentar acordar la convocatoria conjunta de la huelga general. El acuerdo no fue posible, a pesar de que la central sindical, tal y como se valoró en el Secretariado, estaría dispuesta a hacer coincidir la fecha de huelga general con la de estas centrales sindicales, si finalmente habían decidido convocarla.

El secretario general de la CIG señaló que el mes de marzo es determinante porque estarán a debate, en el Parlamento español los Presupuestos del Estado, que “van a imponer recortes durísimos para reducir el déficit en 40.000 millones de euros”. Unos presupuestos que serán, dijo, para “echarse a temblar”. También, durante el mes de marzo entrará a debate, por vía de urgencia, la reforma laboral, mediante un Proyecto de Ley, lo que obliga, dijo, a convocar la huelga general en ese mismo mes.

Para la CIG la reforma laboral es “el mayor ataque que se hizo a la clase trabajadora desde la transición política del franquismo a la democracia” y supone “cargarse” el derecho del trabajo tal y como estaba concebido hasta ahora. “La normativa pretendía dar amparo a la parte más endeble en las relaciones laborales, que es la clase trabajadora. Con esta reforma laboral se le da la vuelta con una normativa al servicio del empresariado”, sostiene Seixo.

Ahora los empresarios podrán “decidir unilateralmente las condiciones laborales de la clase trabajadora en aspectos básicos como salario, jornada o movilidad funcional en las empresas”, dijo, desmintiendo que vaya a favorecer la creación de empleo.

“Se facilitará y abaratará el despido, poniendo mano de obra barata en el mercado, sustituyendo empleo fijo por temporal y propiciando que los padres y madres dejen sus puestos de trabajo de forma barata, para que contraten a sus hijos a mitad de precio”.

Seixo destacó también que se reduce la indemnización por despido de 45 a 33 días por año; se fomenta el despido por “causas objetivas”, que tiene una indemnización de 20 días por año trabajado; se posibilita el encadenamiento de contratos de formación o aprendizaje hasta los 30 años; se crea una nueva modalidad de contrato indefinido, “y hay que tener mucho valor para llamarle así”, con un período de prueba de un año. Período en el que se va a poder despedir sin pagar indemnización alguna.
La reforma también vacía de contenido la negociación colectiva al priorizar el convenio de empresa frente el convenio de sector. “Se está generalizando el dumping social, porque va a provocar una carrera entre empresas para firmar convenios por debajo de los de sector y no sólo eso, también por debajo del de la empresa que hace la misma actividad y que está 100 metros más allá”, explicó.

A esto añadió la posibilidad de que las empresas se puedan descolgar de los convenios colectivos, no solo de sector, sino los propios convenios de empresa, que se pueden “justificar” aduciendo problemas de competitividad o en que van a caer sus ventas. Además, alertó del siguiente paso que quiere dar la patronal, que es replantear el derecho de huelga, vaciándolo también de contenido, sin eliminarlo, porque es un derecho constitucional.

Ayer, 27 de febrero, en la sede de la central sindical en Compostela, el secretario general, Suso Seixo, se reunió con representantes de organizaciones sociales y políticas para exponer las razones que llevaron a la CIG a convocar la huelga general para el 29 de marzo. En la reunión se presentó un manifiesto, abierto a las aportaciones de estas organizaciones que, una vez sea definitivo, se hará público,.

Explicó además que la CIG, ante la dureza de la reforma laboral, decidió la convocatoria de huelga general porque “requiere de una contestación social con la misma dureza”. Del mismo modo, explicó que la central decidió inicialmente no poner fecha porque se pretendía consensuar con las demás organizaciones sindicales. Sin embargo, dijo, “con CCOO y UGT fue imposible llegar la un acuerdo”, porque estas centrales consideran que es prematuro y que hay que aguardar a conocer las modificaciones que se le puedan introducir en el trámite parlamentario.

Frente a esto, la CIG considera que no es esperable ninguna modificación en su tramitación y que, en todo caso, no tendría sentido convocar la huelga una vez aprobada definitivamente en el Congreso.

También anunció que se hará entrega de la convocatoria en el en el trascurso de esta semana, junto con la CGT, la CUT y la CNT, organizaciones sindicales que se sumaron a la convocatoria y que ya decidieron convocar junto con la CIG la huelga general.

En todo caso, señaló que después de hablar con CCOO y UGT ya se les trasladó la disponibilidad de la central sindical para cambiar la fecha y hacerla coincidir, siempre que sea antes de que se aprueben definitivamente los Presupuestos Generales del estado y coincidiendo con la tramitación de la reforma laboral en el Congreso “porque no tiene sentido hacer dos convocatorias en días distintos y porque estamos en un momento en el que lo más importante es que haya la mayor respuesta social posible”.

Para el secretario general de la CIG no se trata de una convocatoria únicamente a la defensiva sino también para exigir que se pongan en marcha políticas alternativas favorables a la mayoría social. “Es posible hacer otro tipo de políticas y si no se hacen es porque se defienden los intereses del capital financiero”, dijo.

29 de marzo: Huelga General en Galicia

AZKEN ALBISTEAK | ÚLTIMAS NOTICIAS

Udal administrazioan euskararen normalizazioa mugatu nahi duen azken epaia gogor salatzen dugu

Euskal administrazioa euskalduntzeko prozesuaren aurka pairatzen ari garen oldarraldiaren baitan beste epai baten berri jaso dugu. Kasu honetan, Bilboko Administrazioarekiko Auzien Epaitegiaren eskutik etorri da; izan ere, Galdakaoko Udaleko Gizarteratzeko eta Laneratzeko Teknikari lanpostu bat egonkortzeko prozesuan 3. hizkuntza-eskakizuna ezartzea atzera bota du.

GUITRANSek Gipuzkoako errepide bidezko salgaien garraioaren hitzarmenaren negoziazioa blokeatuz gero, errepideak blokeatzeko deialdia egingo dugu

Gaur eratu dugu LAB, ELA, CCOO eta UGT sindikatuOk eta GUITRANS patronalak Gipuzkoako errepide bidezko salgaien garraioaren hitzarmenaren negoziazio mahaia. 2024 urtea hastearekin batera ekin genion sindikatuok hitzarmen berri baten negoziazio bideari. Izan ere, 2009ko abenduaren 31az geroztik hitzarmenik gabe dago sektorea eta lan-baldintza zeharo desarautuetan ari dira 6.000 langiletik gora.

Europako epaiak langileoi enplegu publikoa egonkortzeko borrokan beste tresna bat ematen digu

EBJA Europar Batasuneko Justizia Auzitegiaren sententziak argi uzten du administrazioek hartutako neurriek ez dutela behin-behinekotasunaren arazoa konpontzen eta neurri eraginkorragoak eskatzen ditu.