Tras analizar en la Conferencia Nacional celebrada en Santiago de Compostela la situación sociolaboral actual, la Confederación Intersindical Galega decide convocar una jornada de huelga general en Galicia para el día 29 de marzo.