Las y los trabajadores de Cementos Lemona continúan en huelga indefinida contra el despido de una treintena de trabajadores como consecuencia de la aplicación del ERE de extinción negociado por la dirección de la empresa con los sindicatos UGT y CCOO en Madrid.

Iniciaron la huelga indefinida el pasado 5 de diciembre, ya para entonces habían realizado diferentes movilizaciones y paros. Asimismo, mantienen una acampada delante de la empresa desde hace más de dos meses.

El la concentración pasado viernes el Comité de Empresa denunció que la forma en que se están llevando a cabo los despidos, por medio de burofaxes, sin ningún rigor o criterio y mintiendo los y las trabajadoras diciéndoles que se le ha enviado un burofax con los despidos y estos no han llegado.

Asimismo se quejan de no tener ningún tipo de información sobre el futuro de la empresa, según el Comité un castigo añadido por parte de Cementos Portland Valderrivas por la lucha que estan llevando a cabo, y añaden que "todo ello nos lleva al convencimiento de que no hay ningún futuro de esta empresa con Cementos Portland Valderrivas".

El Comité a destacado la firmeza y el convencimiento de toda la plantilla de que la lucha es la única salida a este conflicto, y para ello han anunciado que celebrarán una asamblea general para decidir y concretar las movilizaciones que llevarán a cabo la semana que viene.

Por último, han mostrado su entera disposición a entablar conversaciones con quien vaya a dirigir el destino de Cementos Lemona en un futuro inmediato.