EL sindicato LAB realizó ayer una primera movilización ante el anuncio de la dirección del la empresa CELSA ATLANTIC (Laminaciones Arregui) de presentar un ERE de extinción de contratos para toda la plantilla de sus empresas situadas en Araba (Legutiano y Gasteiz).
Tras una asamblea de Delegados y Delagadas del Metal de LAB se manifestaron hasta la sede del SEA para expresar una denuncia contra el chantaje planteado por la Dirección al conjunto de la plantilla.

LAB considera inaceptable la amenaza de la empresa de cerrar la actividad y despedir a todos los trabajadores y trabajadoras y considera inadmisible la actitud de la dirección de ésta y de otras empresas que están llevando a cabo un auténtico expolio al empleo y a los derechos y condiciones de trabajo. LAB manifiesta que no va aceptar ningún despido ni recortes en las condiciones de trabajo de los trabajadores/as y reitera su compromiso en la defensa del empleo y del tejido industrial de Euskal Herria.

Por último, hace un llamamiento a las Instituciones a un compromiso en la defensa de los intereses de los trabajadores que son los intereses de la mayoría social de este Pueblo.